Guerrino Tramonti: La magia del color

ene 19th, 2013 | Por | Categoría: Artículos

Cerámica de Guerrino Tramonti

Josune Ruiz de Infante, crítico de arte y especialista en cerámica contemporánea, nos introduce en la obra del artista italiano Guerrino Tramonti, con motivode la exposición del mismo título del artículo, organizada por el Museo Internacional de la Cerámica de Faenza (Italia). 

“Guerrino Tramonti. La magia del color” es el título de la exposición antológica dedicada al artista ceramista italiano Guerrino Tramonti, inaugurada el 17 de noviembre en el Museo Internacional de Cerámica de Faenza. La muestra, comisariada por la crítica de arte española Josune Ruiz de Infante, coincide con el vigésimo aniversario de la muerte del artista y con el regreso a su ciudad natal de la opera omnia expuesta en Japón, en la gran retrospectiva itinerante por cuatro museos: Museo Nacional de Arte Moderno de Tokyo, Museo de Hagi Uragami, Otani Memorial Art Museum de Nishinomiya y Museo de Arte de Seto (septiembre 2011-julio 2012).

En la exposición de Faenza pueden ser contempladas las obras más representativas de la poética de Guerrino Tramonti (Faenza, 1915-1992), uno de los mayores protagonistas de la cerámica italiana de la segunda mitad del siglo XX. Su estilo ecléctico y su inspiración profunda se caracterizan por “un asombroso interés hacia la materia; su expresión artística se manifiesta a través de un universo de formas que exaltan sus propias cualidades estéticas como fruto de la ritualización de cada gesto expresivo. Destacan también su interés por la gráfica y por el gesto caligráfico, además de su pasión por el decorativismo de los objetos cerámicos que a menudo se dilatan en el ambiente arquitectónico. El ceramista elige siempre colores tímbricos y brillantes para definir el trazo sintético de su pintura, que se acerca a las corrientes más actuales de la pintura contemporánea” (1)

“Tramonti participa en el intenso debate italiano sobre la identidad de la cerámica y de la artesanía artística”

Una parte relevante de la exposición está dedicada a la cerámica de principios de los Cincuenta, momento particularmente fecundo en la carrera de Tramonti, que transcurre su tiempo entre su taller de Faenza y la escuela de Civita Castellana, cerca de Roma, en la que es profesor de escultura. Son los años del neo-cubismo en la pintura y del “picassismo” en la cerámica y Tramonti participa en el intenso debate italiano sobre la identidad de la cerámica y de la artesanía artística. Una parte relevante de la exposición está dedicada a la cerámica de principios de los Cincuenta, momento particularmente fecundo en la carrera de Tramonti, que transcurre su tiempo entre su taller de Faenza y la escuela de Civita Castellana, cerca de Roma, en la que es profesor de escultura. Son los años del neo-cubismo en la pintura y del “picassismo” en la cerámica y Tramonti participa en el intenso debate italiano sobre la identidad de la cerámica y de la artesanía artística. Su mayólica, en esta fase, se caracteriza por un estilo sintético y una policromía intensa que revelan el interés del artista por la gráfica de Franco Gentilini y por el colorismo de Matisse; algunas de estas piezas serán galardonados con el Premio Faenza de 1952. La parte más característica de la exposición está dedicada a la técnica por la que mayormente se conoce al ceramista faentino: el vidriado a espesor grueso. Esta tecnología fue desarrollada por Tramonti en Castelli de Abruzzo en 1953, cuando era director de la escuela de arte de aquella localidad y experimentaba en los laboratorios de una fábrica de esmaltes industriales. En la exposición pueden admirarse numerosas de estas obras, en las que el dibujo sintético y la policromía brillante se difuminan bajo un profundo estrato de vidrio craquelelado; con esta técnica Tramonti obtuvo de nuevo el  Premio Faenza en 1955. La obra cerámica del artista continúa con las “porcelanas” realizadas entre 1962 y 1968. Se trata de obras de notables dimensiones, realizadas al torno, relacionadas con las formas típicas del diseño europeo de la época, inspiradas en los materiales y técnicas de la cerámica japonesa y coreana. El interés de Tamonti por la “alquimia” del color de los materiales de alta temperatura desembocaba en una especie de obsesión por los  esmaltes cristalizados, con cuyos preciosos efectos cromáticos, el artista concluía su larga carrera cerámica. La última parte del recorrido por la obra de Tramonti permite contemplar los resultados de los últimos años de actividad, a través de numerosas pinturas “matéricas” realizadas con óleo y chamota, desde finales de los años sesenta hasta el 1992.

La exposición antológica de Guerrino Tramonti incluye, además, una obra colectiva monumental conocida como “Tercer cielo de Castelli”. Se trata de un singular artesonado de mayólica, ideado por Tramonti cuando era director de la escuela de Castelli, realizado junto a los ceramistas Serafino Mattucci (1912-2004) y Arrigo Visani (1914-1987), con la colaboración de varios alumnos. La obra, inspirada en el artesonado cerámico de la ermita de San Donato de Castelli, bautizada por los expertos “Sixtina de la cerámica” (1615-1617),  estaba constituida en origen por casi 400 ladrillos industriales aplantillados que fueron decorados con esmaltes cerámicos y montados en una estructura de madera para ser expuestos en la X Trienal de Milán del 1954. En la muestra faentina pueden admirarse dos grandes estructuras con las 258 piezas que actualmente se conservan.

“En la antológica de Faenza es posible apreciar la conexión entre las imágenes del “tercer cielo” y la obra figurativa de Tramonti posterior al 1954, sobretodo en la estructura de la composición y de la iconografía de algunas bandejas decoradas con esmaltes policromos, sobre las cuales perfilaba un fondo rectangular en el que incluía una parataxis de emblemas pertenecientes al repertorio de imágenes reiteradamente elaborado: el pez, el gato, la hoja de roble, los gemelos, el pescado en la parrilla, la botella, el bodegón, la espina de pescado, los perfiles femeninos y muchos otros motivos de ascendencia abstracta. La misma forma de organizar el dibujo, la misma policromía animada aparecerían en los cuadros pintados al óleo en los últimos años de actividad, en los que aparecerían también letras y frases con significados más o menos ocultos, en los que se percibiría la memoria de Castelli” (2).

Josune Ruiz de Infante, Faenza, 2012

(1) Ruiz de Infante, J., Le straordinarie policromie di Guerrino Tramonti, en: Guerrino Tramonti. The Magician of Color, catalogo de la exposición Tokyo, The National Museum of Modern Art; Hagi, Hagi Uragami Museum; Nishinomia, Otani Memorial Art Museum; Seto, Seto City Art Museum, septiembre 2011-julio 2012. Tokyo, NHK, 2011, p. 15.

(2) (Ruiz de Infante, J., Guerrino Tramonti e Castelli. La magia del colore riflessa sotto il “ Terzo Cielo”, en: Guerrino Tramonti. La magia del colore, catalogo de la exposición, Faenza, Museo Internazionale delle Ceramiche, noviembre 2012-enero 2013. Ravenna, Nasa srl, 2012, p. 13.).

 

Guerrino Tramonti

 

———————————————————————————————————————————————————-

———————————————————————————————————————————————————-

Infoceramica agradece a Josune Ruiz de Infante la posibilidad de publicación de este artículo, así como por las fotografías e información.


 

    Otras entradas de la misma categoría en Infocerámica:

    "Las Aventuras de Enric Fadrí y su compinche Pepe"
    Eugeni Penalva
    Xavier Toubes
    Etiquetas: , ,



    Deja un comentario

    Directory powered by Business Directory Plugin