Oferta - Suscripción a Infocerámica

Dalita Navarro

2

Pieza de cerámica de Dalita Navarro

Rafael Alfonso Pérez y Pérez, Subdirector del Museo de Arte de la SHCP  (México) y crítico de arte, reflexiona sobre la  obra en cerámica de la artista colombiana/venezolana Dalita Navarro, que, desde la sencillez formal, hunde sus raíces en la cultura americana precolombina, llena de simbologías tan universales como atemporales.

Tal vez la cerámica como práctica creativa es una de las más antiguas, ya que su surgimiento, hace más de 8.000 años (1), ha evolucionado tanto en la técnica como en la parte inventiva, para lograr una autonomía formal que ha brincado de lo utilitario hacia un carácter escultórico. En América Latina, su valor como disciplina artística ha cobrado una importancia inusual en las últimas dos décadas, y ha generado un movimiento sólido que abrió las puertas a la revaloración de esta materia y su aceptación formal por parte de los espacios museísticos y de discusión en torno a esta materia. La muestra “Dualidad. Dalita Navarro” es un claro ejemlo de los espacios físicos y de análisis que la disciplina ha encontrado, ya que se presenta en una secuencia de exposiciones que ha abierto las posibilidades que la misma técnica ofrece al arte actual.

Dualidad es en sí misma un conjunto de piezas, en las que su creadora liga elementos del pasado a un lenguaje del tiempo presente, en un sincretismo formal que deviene de la prehispanidad para manifestarse como una síntesis de lo contemporáneo, como una forma de reivindicación del pasado indígena mesoamericano.Expresado con pleno dominio y libertad, convierte en recursos integradores un lenguaje más complejo de símbolos y signos, en formas y volúmenes epilogales, al abordar temas mitológicos pertenecientes a la tradición nahual-mexica, a manera de tributo a estas culturas, mismas que encontraron en la bi-unidad divina la conjunción del pensamiento mítico y religioso, en el cual coexisten los arquetipos contrarios: mujer-hombre, noche-día, bien-mal, etcétera, como una búsqueda de la perfección humana; ejemplo lo es la Cuatlicue (mujer serpiente), que simboliza lo femenino y lo masculino unidos en una diosa. Otro ejemplo lo es Quetzalcóatl, quien representa la dualidad inherente a la condición humana: la “serpiente” es cuerpo físico con sus limitaciones, y las “plumas” son los principios espirituales, los cuales se hacen presentes en la obra de Dalita Navarro, en piezas como Tocado de un señor principal, Tocado verde sacerdotal o el Vaso ceremonial de Quetzalcóatl.

No obstante que su trabajo evidencia su distancia de lo utilitario, la vasija como sustentáculo exige un entendimiento, ya que no se puede ignorar la forma en sí que constituye un cuerpo que precede a su intervención plástica, su deconstrucción o reinvención. Esta experimentación con la forma básica que otorga el receptáculo no es nueva, ya que la misma ha llevado a la creadoora a enc ontrar soluciones tanto técnicas como estilísticas, que se convirtieron en su trabajo en un lenguaje reconocible y personal, que constituye un sello inconfundible de originalidad.

Conocedora Dalita Navarro del valor de la técnica cerámica en el arte, logra que su ejercicio garantice la práctica del dicho: “la eminente idea demanda una formulación metódica capaz de hacerle justicia”, por lo cual el pensamiento abstracto que provoca la síntesis formal en cada una de las obras, se trata de las visiones trata de las visiones imaginativas sobre el tratamiento de la cosmovisión del pueblo prehispánico, realizadas con el rigor que cada pieza exige para contener esa reflexión y convertirse en expresiones tipificadoras del arte contemporáneo.

Rafael Alfonso Pérez y Pérez
Subdirector del Museo de Arte de la SHCP

(Texto extraído del catálogo de la exposición  “Dualidad. Dalita Navarro”, celebrada en el Museo de Arte de la SHCP (México). Publicado con el permiso de la artista)

———————————————————————————————————————————————————-

NOTA: (1) Esta datación depende de lo que se entienda por “Cerámica”, algunos arqueólogos no cuentan las pequeñas esculturas de barro como piezas de cerámica, como la conocida como “Venus de Dolni Vêstonice”, de cerca de treinta mil años.

———————————————————————————————————————————————————-

Dalita Navarro. Dualidad

———————————————————————————————————————————————————-

Infoceramica agradece a Rafael Alfonso Pérez y Pérez la posibilidad de publicación de este artículo, así como a Dalita Navarro por las fotografías e información.

 

Print Friendly

Otras entradas de la misma categoría en Infocerámica:

2 comentarios

  1. carmen elisa jimenez on

    Me encanta la investigación prehispánica de la obra de Dalita. Ademas de la labor de difusion y enseñanza de las diferentes técnicas cerámicas. Ahora deseo comunicarme con ella para intercambiar procesos.
    El Ministerio de Cultura está convocando mediante becas para manutención y demás, para que conceda la
    oportunidad de dictar unos talleres en Barichara durante 3 meses.
    Tengo mas de 25 años de experiencia pedagogica e investigativa, realizando a mi vez varias exposiciones indi –
    viduales y colectivas y será muy enriquecedor para todos la experiencia retroalimentadora.
    Cordial saludo y deseo por favor el correo y telefonos de la señora Dalita para dirigirme y hacerle la propuesta.,
    pues requiero carta de invitación para que me den la beca . mil gracias

Responder