Escola de Cerámica de la Bisbal - Cursos de Verano - Fang Cuit 2019

Aimo Katajamäki

1

Escultura de Aimo Katajamäki

Desde el pasado 28 de febrero hasta el 26 de marzo se puede ver, en la sala de exposiciones del Instituto Iberoamericano de Finlandia, en Madrid, la exposición titulada “Lucha de arcilla”, que muestra la escultura figurativa en madera y cerámica del artista finés Aimo Katajämäki.

Esta exposición tiene varios puntos que la hacen especial; por un lado, es la obra en cerámica de un artista que no utiliza habitualmente este medio; por otra parte, se mezclan piezas de cerámica con otras hechas en madera, e incluso algunas realizadas con ambos materiales; por último, pero no menos importante, podríamos hablar del montaje de la exposición, ciertamente sorprendente.

Vayamos al primero de estos puntos, Aimo Katajamäki es un conocido artista en su país natal, Finlandia. Allí se le conoce principalmente como diseñador gráfico y como escultor, pero en ambas facetas tiene técnicas particulares, como diseñador de éxito va contracorriente, ya que se acerca al diseño desde una posición que entronca directamente con la artesanía. Como dijera Richard Sennet (El Artesano, Anagrama), el trabajo en un ordenador puede considerarse artesanía; sin embargo, Katajamäki no lo utiliza y afronta el diseño directamente como un trabajo manual, sin utilizar tecnologías: se mancha las manos, pinta, dibuja, emborrona, introduce el collage. En su trabajo escultórico también ocurre algo parecido; hoy en día en la escultura, se prima el concepto y el resultado sobre los procesos, en ocasiones incluso los escultores se saltan estos procesos, utilizando materiales y técnicas industriales o encargando las piezas.  Katajamäki hace lo contrario, y para su escultura utiliza solo un hacha y un tronco de árbol, que dota a sus obras de una marcada huella natural, gestual y potente, hecha por un hombre que forma parte de un entorno natural

Las cerámicas que podemos ver en esta muestra son totalmente coherentes con esta filosofía, ya que el modelado es poderoso, al servicio de la pieza, sin buscar la belleza implícita de una técnica o la habilidad, como ocurre a menudo en la escultura cerámica. El título de la exposición es “Lucha de arcilla”, y hace referencia a la lucha artística que el creador a tenido que entablar para poder expresarse con un material que era nuevo para él. Cuando se utiliza un nuevo material puede ser normal intentar adaptarlo a tus anteriores procesos de trabajo y la cerámica es evidentemente perfecta para ello, dada su versatilidad como material. La obra de esta muestra podríamos decir que explora tres caminos: las esculturas directamente relacionadas con sus cabezas en madera, que incluso le lleva a componer piezas combinando ambos materiales, como una gran cabeza de chimpancé. En otras ocasiones, dadas las características del montaje, algunas piezas parecen ser instalaciones conjuntas, de madera junto a cerámica, aunque quizá sen piezas independientes.

Por otro lado tenemos los platos, grandes platos (supongo que de porcelana) en los que pinta con absoluta libertad con un claro guiño al Arte Pop. Estos platos están agrupados en una sola pared, por lo que componen un mural ciertamente impresionante. Sin embargo, en el listado de la galería se presentan como piezas separadas, aunque algunos de estos platos probablemente no “funcionarían” demasiado bien separado de los otros. En otra pared encontramos otro gran plato con la imagen de la cabeza de un perro. Estos platos son en su mayoría monocromáticos y representan caras de cowboys, que parecen sacadas de viejas fotografías, cabezas de animales (chimpancés, perros, murciélagos, burros, ranas…), algunas imágenes icónicas de la cultura popular mundial, como Mickey Mouse o “El hombre enmascarado”. Es un pop cálido, que se aleja de lo industrial de Warhol o Lichtenstein y se acerca más a Jasper Johns o Philip Guston.

Por último, encontramos una pieza compuesta de varios cilindros, una pieza “muy cerámica”, que podríamos ver en cuanquier exposición de cerámica casi de cualquier parte del mundo, aunque aunque se echa de  menos la fuerza bruta que las demás; esta pieza está realizada con varios tipos de esmaltes y tratamientos superficiales, obviamente aportados por alguien que conoce muy bien el oficio de la cerámica y que ha ofrecido a Katajamäki un “muestrario”.

Sólo queda hablar del montaje, ciertamente inusual. La sala es simplemente una gran habitación rectangular con ventanas a la calle, y se ha optado por mostrar todas las piezas posibles, esto se ha conseguido instalando en medio de la sala las mismas cajas de embalaje que suponemos contenían las piezas y encima de ellas las esculturas. El problema es que las piezas colocadas más altas no se aprecian bien y las que están “contra la pared” no cuentan con suficiente espacio para se apreciadas correctamente. No obstante, en su conjunto el montaje es atractivo, casi parece (y quizá así sea) una “instalación”, en la que lo importante es el conjunto y no los componentes por separado.

En definitiva, una exposición llena de humor e ironía, de arte lleno de artesanía y de un rasgo que parece ser una característica no sólo del arte finés sino de toda su cultura: la integración de la naturaleza y la ecología en la vida.

——————————————————————————————————————————————————–

“Estoy particularmente interesado en lo espacial, en la integración del arte: la gente no tiene que ir a una sala blanca para mirar una obra de arte, sino más bien la obra de arte está presente en nuestro medio, como una parte de ella.”

Aimo katajamäki. Escultor y diseñador, Finlandia.

——————————————————————————————————————————————————–

Aimo Katajamäki

 

——————————————————————————————————————————————————–

Instituto Iberoamericano de Finlandia
Calle Caracas, 23 – bajo
28010 Madrid (españa)

Tel. 34 91 444 44 12

www.madrid.fi

Infoceramica agradece la colaboración prestada por el Instituto Iberoamericano de Finlandia para la realización de este artículo.

Las fotografías y textos están extraídas de la información ofrecida por la galería y se utilizan exclusivamente para la promoción de esta exposición.

 

 Texto: Wladimir Vivas

Print Friendly

Otras entradas de la misma categoría en Infocerámica:

1 comentario

  1. Otto Müller on

    Es maravilloso poder asociar a los nórdicos, especialmente a los que vienen del campo del diseño con un contenido semántico que supera la expresividad popia del material frente a la asepsia y la contención formal que suele caracterizar a los artistas escandinavos.
    Las piezas reproducidas son interantísimas, en algunas creo ver un recuerdo de Georg Baselitz, pero la referencia casi directa es Santiago Ydáñez (el perro y algunas de las figuras circulares ¿platos? parecen citas textuales. ¿Se comocen los artistas entre ellos? ¿La similitud se debe a una influencia consciente, o a una casualidad derivada de investigar en paralelo en campos parecidos?
    Enhorabuena en cualquier caso.

Responder