CERAMIBA 2019 - Feria-Concurso Internacional de Cerámica Artística

Luces y sombras en la Feria de Arte y Cultura Cerámica Contemporánea

0
Masakazu Kusakabe frente a su horno -Smokeless-

Masakazu Kusakabe frente a su horno -Smokeless- (foto: Viqui)

Luces:

Es indiscutible que todo lo que se haga por la promoción de la cerámica es positivo, la organización de eventos, cursos, conferencias o exposiciones son positivas, especialmente en un páramo como es el apoyo a la cerámica contemporánea en el ámbito público y lo difícil que es que el ámbito privado se interese por algo que no produce beneficios materiales. Por esto hay que aplaudir la iniciativa de crear nuevos eventos como el que ha tenido lugar en la Comunidad Valenciana durante el mes de abril: la Feria de Arte y Cultura Cerámica Contemporánea, y apoyar de forma inequívoca que tenga continuidad en el tiempo.

Otra de la “luces” ha sido la construcción del horno de leña realizada por los participantes en el curso impartido por el maestro japonés Masakazu Kusakabe. Este horno constituye algo tangible que, independientemente de la continuidad del proyecto, quedará en la localidad de Vila-Real. Es de esperar que se establezcan los mecanismos para que este horno tenga un uso continuado por parte de escuelas, asociaciones de ceramistas o particulares que así lo deseen.

Sombras:

Cuando se acomente la organización de un evento como este, en el que hay diferentes facetas, como son conferencias, cursos, mesas redondas y exposiciones, es importante que se tenga muy claro cuándo, cómo y dónde se quieren hacer las actividades y, además, saber quién debe hacerse cargo de las mismas. En este caso quizá haya habido un problema de tiempo, ya que ha sido evidente que muchos detalles estaban claramente improvisados; el “cómo” también tuvo sus problemas, ya que aunque coincidamos en que organizar exposiciones de cerámica siempre es positivo, quizá debamos reflexionar sobre la posibilidad de que organizar exposiciones en malas condiciones no lo sea tanto. Para una exposición debe haber un comisariado, profesional o no, pero debe haberlo; no se puede proporcionar una sala y dejar a los expositores el resto de las tareas, máxime si hay precariedad de materiales, herramientas o elementos para el montaje de la muestra.

En cuanto a los cursos es importante asumir que la organización adquiere un compromiso con el profesor y con los alumnos que pagan. Es tarea de la organización proporcionar al profesor los materiales y herramientas necesarias para la consecución de los objetivos del curso, así como establecer las bases de la realización y control del desarrollo del curso. Es también imprescindible que a los alumnos se les proporcione lo que se establece en la convocatoria del curso, esto es, que puedan dedicarse por entero a atender a las enseñanzas que se imparten; si son los alumnos los que se deben encargar de cubrir las deficiencias de la organización e incluso aportar materiales o herramientas, es que algo funciona mal. En el caso del curso de construcción de hornos, es muy destacable que, dada la ilusión con la que los participantes acuden a un curso de este tipo, las contrariedades se superan con el trabajo y la dedicación de todos, consiguiendo al final el resultado esperado: la construcción y cocción del horno; pero la organización debe reflexionar sobre quién tiene la responsabilidad de lo que sale mal y quién el merito de la superación de los contratiempos.

En cuanto a las conferencias y mesas redondas, poco que decir, ya que no ha existido la más mínima comunicación a los medios. Aunque la elección de las mismas es discutible, hay que aceptar el criterio de la organización, que es de suponer que va encaminado a dotar de un contenido coherente a las jornadas.

Por último destacar que este tipo de actividades, cuando se realizan en un sector muy especializado como es el de la cerámica contemporánea, no suelen tener demasiada difusión en los medios. Por esta razón es de vital importancia que haya una dedicación especial a dar a conocer las actividades entre los destinatarios lógicos. En nuestro entorno hay tres medios especializados en cerámica creativa y la información en los mismos brillará por su ausencia debido a la total y absoluta falta de promoción. La página web del IFACC, que debería ser el medio de información principal, ha adolecido de retrasos, imprecisiones y falta de información. Esto ha provocado que los medios especializados no hayamos podido hacernos eco de las informaciones que se anunciaban en dicha página web, dado el peligro de que estas no fueran correctas (no se puede anunciar la participación de alguien si no se está seguro de su participación, ni se puede programar una conferencia sin anunciarla).

La organización de un evento como este conlleva un trabajo ingente, y si se quiere que este trabajo trascienda a alguien más que las decenas de personas que acuden a las actividades, debería ser obligada la creación de dossieres de prensa para los medios, tanto generalistas como especializados; una portada en el periódico local con los políticos inaugurando una exposición o asistiendo a una ceremonia del té no es suficiente para asegurar que en futuras ediciones la comunidad cerámica esté deseando participar en las jornadas.

Conclusiones

En la organización de este tipo de eventos no es buena idea tratar de abarcar más de lo que se puede, la improvisación no funciona y la falta de promoción desdibuja los aciertos que se hayan podido tener. Aparte de esto, es de esperar que este evento se repita y que la primera edición que ahora termina sirva para corregir errores.

—————————————————————————————————————————————————-

¿estas de acuerdo o en desacuerdo con este artículo? Ofrece tu opinión en los comentarios

Si quieres seguir leyendo artículos como este, apóyanos haciéndote socio de Infocerámica 

 —————————————————————————————————————————————————-

Print Friendly

Otras entradas de la misma categoría en Infocerámica:

Responder