Jornadas cerámicas en Manises: “Ceramic Days”

0

Los días 24 y 25 de abril se celebraron en la Escuela Superior de Cerámica de Manises (Valencia) las jornadas de cerámica “Ceramic days” en las que Enrique Mestre ofreció una conferencia y Rafaela Pareja y Samuel Bayarri un curso práctico.

Durante dos días tuvimos la ocasión, gracias a la Escuela de Cerámica de Manises, de disfrutar de la cerámica de una de las formas en que resulta más agradable: compartiendo la pasión con otros ceramistas, nuevos amigos y amigas, estudiantes y profesores. Si además puedes acceder a un cursillo impartido por Samuel Bayarri y Rafaela Pareja, asistir a una conferencia del maestro Enric Mestre y otras actividades, la ecuación es perfecta.

Aunque en principio el formato sería de “clase magistral” en la que Samuel Bayarri ofrecería una muestra de su forma de trabajar, finalmente la dirección de la Escuela decidió que los participantes pudieran tomar parte en el cursillo, realizando piezas y colaborando en las cocciones. Esto supuso un añadido que aportó valor a las jornadas aunque aumentara los riesgos, y si, en algún momento se detecta un fallo en los resultados, lo cierto es que esto también es parte de la formación. En cerámica los resultados se conseguirán con largas horas de taller y muchas pruebas, en los cursillos lo importante es entender los procesos y los materiales, y eso se cumplió con creces de la mano de Samuel, Rafaela y el equipo de la escuela.

La conferencia de Enrique Mestre, como nos tiene acostumbrados en los últimos años, se podría definir como un paseo por la historia de uno de los grandes maestros de la cerámica de los últimas décadas, pero también como un acercamiento personal al pensamiento y la forma de entender la creación en cerámica, la formación y ética del trabajo que no debe ser indiferente a nadie con interés por la cerámica. Después de una larga carrera como profesor, Enrique Mestre sigue enseñando a quienes le escuchan como “estar” en la cerámica y en el arte.

Sin caer en tópicos (y tratando de no parecer un boy-scout) pero creo que merece la pena decir una vez más lo bien que se siente uno cuando comparte la cerámica, los esmaltes, el horno y el humo con otros ceramistas. La cara de satisfacción cuando se comparan las pruebas obtenidas y lo bien que sienta sentarse a hablar de cerámica (o de lo que sea) rodeado de personas con las que compartes tanto. Por hacer un símil valenciano: hacer una paella individual es posible, pero ¿cómo se va a comparar con hacerla para los amigos? (*)

* También hubo paella, ¡no habría vuelto a Madrid sin comerme un arroz!

—————————————————————————————————————————————————-

—————————————————————————————————————————————————-

¿estas de acuerdo o en desacuerdo con este artículo? Ofrece tu opinión en los comentarios

Si quieres seguir leyendo artículos como este, apóyanos haciéndote socio de Infocerámica 

 —————————————————————————————————————————————————-

Print Friendly

Otras entradas de la misma categoría en Infocerámica:

Responder