Calendario Infocerámica 2018
Argilla Italia - Festival Internazionale della Ceramica e Mostra Mercato

Exposición de François Ruegg

1
Cerámica de François Ruegg

“Chinese plate”, 2016-2017. 45 x 48 x 48cm. (Photo Zhang_Lei). Musee Ariana

Desde el 15 de septiembre de 2017 hasta el 4 de marzo se puede visitar en la Museo Ariana, de Ginebra, Suiza, la exposición de escultura cerámica de François Ruegg

“Statuts | Statues”, exposición en el Museo Ariana

El ceramista y artista plástico suizo François Ruegg (1954) cuestiona la compleja relación entre el pedestal y la obra de arte. A lo largo de la historia, el “estatus” de la persona representada se ha relacionado con la altura y el tipo de base sobre la que se posiciona la estatua. A través de una serie de monumentales esculturas de porcelana creadas en Jingdezhen (China), el artista revisita la combinación de base-estatua. Los bustos, así como a los “objetos de seducción” e incluso los objetos normalmente desechados, tienen en esta ocasión un pedestal apropiado. Además, para crear una distancia —o para retener un sentido de misterio— las figuras y los objetos se esconden bajo un velo.

Cerámica de François Ruegg

“Can’t hear”, 2016-2017. Porcelain, 81 x 40 x 20 cm. (Photo: Zhang Lei). Musee Ariana.

François Ruegg es sin duda un artista del mundo: su insaciable curiosidad por la humanidad y por la creación humana en toda su diversidad es su fuerza motriz y lo que da color a su vida. De Ginebra a Sun Valley, de Bogotá a Bali, y, más recientemente, de Yverdon a Jingdezhen, sus viajes han estado entremezclados con encuentros e intercambios, y dejan atrás tangibles recordatorios de porcelana. Así, a lo largo de los años, sus innovadoras “propuestas” (en su constante preocupación por defender la libre elección, ¡odia toda imposición!) Han construido un corpus de trabajo original, individual y sorprendente.

Su amor por el contacto con los demás y por el intercambio ha llevado a François Ruegg a afrontar una variedad de desafíos: la docencia, especialmente en el CFP Arts de Ginebra (Centro de Formación Profesional en las Artes), la galería (Déjà-vu, en Yverdon), y tratando con la industria (supervisando la producción en una fábrica italiana de un “fresco” de cerámica por Hans Erni). Estas diversas asociaciones no le han permitido esparcirse demasiado o distanciarse de sí mismo, sino que han enriquecido su visión y su trabajo, así como sus visitas regulares a exposiciones de arte contemporáneo y los vínculos desarrollados con muchos artistas.

Cerámica de François Ruegg

“Accessories of Feminine Seduction”, 2016-2017. Porcelain. 67 x 42 x 42 cm. (Photo : Zhang Lei). Musee Ariana

François Ruegg no deseó que la exposición en el museo Ariana adoptara un punto de vista retrospectivo, sino que lo había concebido como un trampolín para abrir una nueva puerta: Jingdezhen. La idea de encontrarse cara a cara con la cuna de la porcelana en China parecía una elección obvia para este amante del material cerámico más exigente, pero también más noble. 

(…)Así, en el universo de Ruegg, coexisten un conjunto de platos de plástico inmovilizados bajo celofán, vegetales de aspecto interesante, un zapato de corte puntiagudo, un par de calzoncillos bien redondeados, una insignificante bolsa de basura e incluso el busto de un hombre, posiblemente famoso posiblemente famoso. Todos están velados, algunos envueltos en una virginidad de porcelana, otros revestidos con esmaltes voluptuosos y seductores, rojos, negros o brillantes. El pedestal forma un dúo inseparable y complementario con ellos, en un diálogo que no carece de humor ni de burla; mucho más que un mero complemento de la escultura, forma parte integral de ella.

Cerámica de François Ruegg

“Accessories of Masculine Seduction”, 2016-2017. Porcelain, 67 x 42 x 42 cm. (Photo: Zhang Lei). Musee Ariana.

En China, François Ruegg explotó las posibilidades tecnológicas y las infraestructuras de la industria de la porcelana, utilizando el escáner 3D para fabricar sus moldes y trasladándolos a una divertida y emocionante escala monumental. Por supuesto, la barrera del idioma, las dificultades logísticas y los trámites administrativos y los enfrentamientos culturales son todos muy reales, pero el artista ha sabido trascenderlos para implementar sus objetivos de la mejor manera posible, expresándose con una estética libre arraigada en el rigor formal que caracteriza su obra.

No es sólo a través de palabras o conceptos que debemos aprehender la exposición de François Ruegg, sino descubriendo como su obra resuena en nuestro interior. Tenemos que ir más allá del seductor diseño pop de la barra de labios el zapato de tacón alto, más allá de la risa del artista que camufla algunas heridas cuidadosamente enterradas. Transcendiendo las apariencias, incluso llegando a colocarse en un pedestal de porcelana, François Ruegg no actúa completamente solo, pero con generosidad y compromiso nos invita a acompañarlo en sus errantes nómadas.

Texto extraido del escrito por Anne-Claire Schumacher Comisaria de la exposición

Cerámica de François Ruegg

“Banana & Co”, 2016-2017. Porcelain, 42 x 40 x 47 cm. (Photo : Zhang Lei). Musee Ariana.

________________________________________________________________________________________________

Musée Ariana, Ville de Genève
10 avenue de la Paix
CH – 1202 Genève, Suiza

Tel.: +41 22 418 54 50
Email: ariana@ville-ge.ch
Web: http://institutions.ville-geneve.ch/fr/ariana

________________________________________________________________________________________________

  Web: François Ruegg

________________________________________________________________________________________________

Se prohíbe el uso de texto y las imágenes de este artículo, que se publican en Infoceramica exclusivamente para la promoción de la exposición, queda prohibida su reproducción sin permiso expreso. Infoceramica agradece a François Ruegg y al Museo Ariana por la ayuda para la realización de este reportaje.

Print Friendly

Otras entradas de la misma categoría en Infocerámica:

1 comentario

Responder