Cursos de cerámica - Cocción horno de leña 2019

He hecho una exposición y, ahora, ¿cómo la promociono?

0

 Blog de Wladimir Vivas

¿Cuánta ilusión ponen los ceramistas trabajando en el taller?, ¿cuánto trabajo preparar una exposición? Cualquiera que haya expuesto, aunque haya sido en el centro cultural de su localidad lo sabe.

Más allá de que consigamos un resultado de ventas, en la mayoría de las ocasiones, lo que se persigue con las exposiciones es poder enseñar la obra en la que hemos puesto toda esa ilusión y trabajo. Son muchas horas de taller, muchas pruebas y cocciones y, finalmente, podemos enseñar el resultado al público.

Esperamos con impaciencia el día de la inauguración, en la que esperamos ver, al menos, a los colegas, los ceramistas, los amigos y la familia y, si todo va bien (no siempre ocurre), ese día terminaremos llenos de satisfacción por haber compartido nuestra cerámica con un montón de personas.

Eso está muy bien, pero, realmente ¿es eso todo lo que perseguimos? ¿No sería mejor que nuestra exposición la conociera mucha más gente? Personalmente he estado en inauguraciones llenas de gente interesada en la cerámica, pero también he estado en otras en las que estábamos el artista, su familia y yo…

Después de haber trabajado durante meses en la preparación de la exposición, en el taller, en la organización, las conversaciones con el galerista, el montaje de la muestra, la preparación (y en muchas ocasiones el pago) de las invitaciones, tarjetas o incluso el catálogo, después de haber pensado en todo tipo de detalles: iluminación, peanas, embalajes, envío o información sobre cada pieza; después de todo eso y mucho más ¿no es un contrasentido que, en la mayoría de las ocasiones, fallemos en el que puede ser el último eslabón de la cadena?

Este eslabón no es otro que el que conseguirá unir la cerámica que salió del horno hasta el visitante de la exposición (que puede ser incluso comprador, pongámonos optimistas). Ese eslabón es la promoción de la exposición en los medios especialiados.

Y debemos tener claro que la difusión va más allá de facebook

En ocasiones me han reprochado que la información de las exposiciones se publica tarde, en muchas ocasiones después de la inauguración. Es totalmente cierto, y es que se publican por orden de llegada… ¿Cuál es, pues, la solución? Las sugerencias que doy a continuación no deberían llevar más de un par de horas (que después de todo el esfuerzo realizado en la exposición no parece mucho ¿no?):

Anticipación: Recopilar la información (quién, cómo, cuándo, dónde, por qué) lo antes posible.
Imágenes: No vale con enviar la copia en PDF de la invitación. Necesitamos ¡sin falta! unas cuantas fotos.
Aclarar ideas: El mundo de la cerámica es pequeño, pero no todos conocemos a todos. No es necesario escribir una autobiografía, simplemente, con tus propias palabras escribe unas líneas que expliquen quien eres y lo que quieres transmitir con tu obra.

Y eso es todo. No parece difícil y la diferencia será que las fotos y la información de tu exposición se vean en publicaciones especializadas. Si se hace bien y, sobre todo, se hace con suficiente tiempo, es más que probable que se vean publicadas.

Print Friendly

Otras entradas de la misma categoría en Infocerámica:

Responder