Cómo cargar y montar los soportes del horno

0

Cerámica de Pepe Royo

La cocción es el momento en el que los ceramistas nos jugamos todo el trabajo que hemos hecho, nuestras piezas dependen de nuestras decisiones para superar este proceso. Pepe Royo nos enseña algunos trucos para salir airosos

Cómo cargar y montar los soportes del horno

por Pepe Royo

Hoy hablamos de cómo poner las placas en el horno, o mejor dicho cómo poner los soportes. Hay veces que las placas se parten en el horno o se deforman, uno de los motivos puede ser la forma en la que colocamos los soportes debajo de las placas, hay ceramistas que ponen 4 soportes: uno en cada esquina de la placa, otros ponemos 3 soportes.

Tres puntos forman un plano

Con 4 soportes es difícil conseguir un plano perfecto y la placa puede quedar inestable, con 3 puntos de apoyo se forma un plano y las placas no pueden bailar. Las dos placas, A y B, reciben el mismo peso, pero tenemos que tener en cuenta que si ponemos barro en el soporte, aunque aparentemente quede estable, una vez el barro contraiga puede quedar media placa suspendida en el aire y el soporte 4 con el calor puede ceder y romper. Con 3 puntos de apoyo las contracciones y dilataciones son de más fácil asimilación por la placa.

A la izquierda, con tres soportes es más estable. A la derecha, con cuatro soportes puede quedar media placa aguantando el peso de toda la estructura.

Si nuestro horno es de 50 x 50 cm de base, depende del producto que hagamos, nos interesa tener planchas de 50 x 23 cm para poder poner 2 planchas con un hueco intermedio, de ese modo el fuego puede circular, tanto si es de tiro invertido, como tiro directo.

Podemos distribuir los soportes de las planchas en función de la carga, es suficiente con poner 3 puntos de apoyo de barro en la parte inferior del soporte y también en la parte superior. Y podemos empapar las bolas de barro con alúmina para que no se peguen a las planchas.

PROTEGER LAS PLANCHAS DE LOS HORNOS

Para que nuestras piezas no se peguen a las placas de los hornos, generalmente las de alta temperatura, es conveniente pintar las planchas con una producto industrial adecuado, o si lo fabricamos nosotros, podemos hacerlo con una mezcla de alúmina, caolín y agua, generalmente se recomienda al 50%. Con las distintas cocciones, el caolín (que es una arcilla) empieza a producir escamas, si la proporción de alúmina es mayor, la película que queda sobre la plancha estará menos fundida, con lo que es más fácil limpiar las planchas, aunque probablemente tengamos que pintarlas con mayor asiduidad.

Yo personalmente, con mis años de experiencia, aumento la proporción de alúmina para que la pintura no quede tan dura. La fórmula de la proporción que empleo es 70% Alúmina y 30% Caolín y Agua, porque es la que me resulta más adecuada para el tipo de cerámica que hago. Siempre es conveniente que cada uno experimente varias proporciones para determinar cuál es la mejor para su tipo de trabajo. Recordad que para proteger las planchas del horno, pondremos una capa de alúmina, unos soportes debajo de la pieza para que no se pegue la pieza a la plancha, y un esmalte que no escurra, de este modo no perderemos nuestro trabajo y las placas no sufrirán.

________________________________________________________________________________________________

Facebook: https://www.facebook.com/ceramiquespeperoyo/

________________________________________________________________________________________________

 Si quieres seguir leyendo artículos como este, apóyanos haciéndote socio de Infocerámica 

Print Friendly

Otras entradas de la misma categoría en Infocerámica:

Responder