Oferta - Suscripción a Infocerámica

Galería de Daniel Gómez

LA ARCILLA COMO ARTE

A través de las huellas de la historia, la influencia de los antepasados y su práctica ancestral, las continuas transformaciones que han surgido, su gran calidad y versatilidad en su capacidad expresiva, no la separa de las demás obras de arte; y así, con nuevas propuestas de lenguaje se ha abierto caminos autónomos, tanto estéticos como éticos, apropiándose de una expresividad única para posesionarse como un material insustituible por sus cualidades técnicas y expresivas y así lograr sobreponerse a la barrera estimagtizante que la relegaba a lo decorativo, utilitario y sin consecuencias.

En los actuales tiempos seguimos explorando los procesos para la aplicación de diversas técnicas y logramos convertirla a través de una idea o un sentimiento en una obra de arte real y sensible, la cual se comunica con su interlocutor por medio de sensaciones y emociones para lograr despertar lenguajes más allá de lo estéticamente bello, logrando exaltar así todas sus potencialidades físicas y sus ventajas artísticas y expresivas, apartándola así definitivamente de todo pragmatismo rotulado en el cual ha sido encasillada por todos los tiempos.

Y ya allí, encumbrada a la categoría de obra de arte única, por su diseño, su lenguaje y carga simbólica, podamos transmitir toda nuestra sensibilidad, ensueño y creatividad por medio de su relevancia visual lograda a través de la práctica y el conocimiento y desligarla así definitivamente del utensilio utilitario cotidiano.

Sabemos que con nuestro trabajo, la experimentación y un proceso de estudio a conciencia, logramos revestir nuestra obra de un lenguaje propio y una personalidad única, que refleje el estilo de cada artista y ponerle su sello personal e identidad única de creación y permitir expresarnos a través de ella, ya sea para sorprender o sorprendernos.

Más informaciónwww.danielgomez.com.co