10ª Bienal Internacional de Cerámica Ciudad de Talavera

Cambio en los modelos de publicaciones

0

Uno de los temas que más inquietud está causando últimamente en el mundo del periodismo es el cambio en el modelo de las publicaciones periódicas. En los grandes diarios, el problema viene dado por la imposibilidad de conseguir los mismos ingresos por publicidad en la web que en el papel; en las revistas especializadas, locales o sectoriales, el problema es el mismo, aunque la capacidad de reacción se supone mayor que en los grandes medios. No obstante, es destacable que, según algunas fuentes, esta tendencia está cambiando, aunque muy lentamente.
Es casi seguro que todas las publicaciones profesionales terminarán imponiendo un sistema de pago en sus ediciones digitales. Frente a los movimientos «alternativos» que triunfan en la red y que opinan que todos los accesos deben ser libres y gratuítos, la realidad nos enseña que, si queremos información contrastada y de calidad, las fuentes deben tener un mínimo grado de profesionalidad, y si además queremos estar informados en profundidad, con rigor y «al día», la capacidad para cubrir noticias y generar artículos exige un nivel de dedicación que no se consigue sin esa profesionalidad.
El mundo de los blogs es fascinante, y la información ofrecida por particulares en  webs y redes sociales puede ser muy pertinente, pero generalmente limitada al entorno y los intereses de quien escribe; sin embargo, una publicación generalista o especializada debe tratar con objetividad los temas de interés general del colectivo al que va dirigida.
Hay quien no está de acuerdo, pero lo cierto es que tanto las editoriales, mediante los agentes, o las revistas especializadas, mediante los expertos en cada tema a tratar, siempre han ofrecido la ventaja para el lector de separar el grano de la paja; es imposible leer todo lo que se genera en un sector, por eso es necesario confiar en la capacidad de un profesional para que haga una primera selección, eso se ha hecho siempre, siempre ha funcionado y no tiene por qué cambiar.
Negarse a aceptar el cambio de modelo en las publicaciones no lleva a ningún puerto; es necesario no sólo adaptarse, sino  tratar de aprovechar todas las ventajas  posibles de esos cambios, de estas nuevas herramientas. Esto es válido no sólo para editores, sino también para lectores: debemos estar atentos a nuestro puerto de destino; en nuestro caso que la promoción, la información, la técnica y el arte de la cerámica fluya lo más libre que pueda, sea en papel, ordenadores, «tablets», teléfonos, e-books…

Wladimir Vivas (Publicado en Revista Cerámica, Núm. 116, pág. 66)

Print Friendly

Otras entradas de la misma categoría en Infocerámica:

Responder