Argillà Italia - 2022
Argillà Italia - 2022

Siddig el Nigoumi. A Sudanese Potter in England

0

Portada del libro Siddig el Nigoumi

En la cultura el mestizaje siempre ha sido fuente de riqueza. También en la cerámica encontramos que el encuentro de culturas produce una síntesis que habitualmente puede mejorar los originales o, al menos, abrir caminos que se encontraban ocultos.

Esto ha sido siempre así, desde los encuentros entre la cerámica de Extremo Oriente con la Europea o la de Oriente medio, hasta la revolución luminosa que supuso la llegada de la cerámica hispano-morisca. En tiempos más cercanos no se debe olvidar que lo que ahora parece ya una tradición británica: la cerámica de estudio (Studio Pottery), fue la genialidad producto del encuentro de la tradición medieval inglesa, de la mano de Bernard Leach, con los esmaltes y cocciones orientales, aprendidos en Japón gracias en parte a su relación con Shoji Hamada.

En el caso de Siddig el Nigoumi (1931-1996) esta fusión está implícita en su cultura, ya que provenía de Sudán, un territorio que a lo largo de los siglos ha tenido la influencia de Egipto, y con esta, la de las diferentes culturas que pasaron por allí: Persas, griegos, romanos, bizantinos, otomanos, franceses y británicos, cuyo rastro se puede ver junto al de los 56 grupos étnicos y los cerca de seiscientos grupos tribales.

De esta riqueza cultural surge la figura de Nigoumi Siddig Abdelrahman Talha el Nigoumi, que nació cerca de la rivera del Nilo Blanco en 1931 (aunque esta fecha puede no ser exacta). Su infancia fue la de un niño descendiente de una influyente familia sudanesa, cuyos antepasados fueron héroes nacionales en la lucha contra los británicos, algo que el siempre llevó con orgullo ¡incluso cuando se trasladó a vivir a Reino Unido!

Nigoumi pudo estudiar arte y artesanía, donde se despertó su interés por la caligrafía árabe, de la que fue un gran experto, y por la talla de madera; posteriormente terminó sus estudios en la Escuela de Arte de Jartum, que luego se convertiría en Facultad de Bellas Artes, y que en aquellos tiempos era la única escuela de arte de toda África en donde aceptaban estudiantes negros.

En esta escuela creció su interés por la cerámica, aunque tuvo un cierto rechazo a los métodos enseñados, todos claramente occidentales: el uso del torno de pie, piezas de colada, gres con esmaltes de alta temperatura, uso de hornos eléctricos y la realización de piezas que no tenían relación alguna con la tradición africana.

Después de trabajar como profesor de cerámica en la misma escuela en la que estudió, Negoumi consiguió en 1957  una beca para estudiar en la Escuela de Artes y Oficios de Londres, donde surgió un movimiento llamado «Sudanawiyya», que desarrolló una síntesis de las tradiciones africanas y occidentales. Allí conoció a la que sería su esposa, la diseñadora textil Eileen Vickery. También allí se vieron sus primeras piezas que, realizadas con métodos occidentales incluían elementos de la cultura africana, tanto grafismos y decoraciones, como caligrafías árabes.

Más tarde volvió a Jartum, donde se hizo cargo de la escuela de arte como director, volviendo en 1967 a Inglaterra, donde residiría hasta su fallecimiento en 1996.

Este libro, de forma clara, concisa y muy agradable de leer, hace un recorrido por la vida de Negoumi, especialmente por la influencia que tuvieron sus enseñanzas, no solo técnicas, en los centenares de alumnos que tuvo durante su carrera, entre los que se encuentran algunos de los grandes ceramistas que hoy vemos en las exposiciones y revistas, entre los que hay que destacar a Magdalene Odundo, con quien llegó a tener una estrecha relación no solo profesional, ya que ésta le consideró siempre como su mentor, como un padre.

Desgraciadamente sus últimos años fueron trágicos; aunque no dejó nunca de trabajar, la depresión, que se tradujo o, quién sabe, quizá fue provocada por la nostalgia de sus días de juventud a la orilla del Nilo, le llevó a graves problemas económicos y de salud. El alcohol y la sensación, reconocida por muchos de sus colegas, de no estar lo suficientemente valorado como artista, hicieron que solo el apoyo incondicional de su esposa le salvará de la total debacle personal.

________________________________________________________________________________________________________________________

Alan Windsor ha escrito gran variedad de libros sobre arte y arquitectura desde finales de los años cincuenta. Libros como Escultores británicos del siglo XX (2003) o Pintura e impresión británica moderna (1998). Su libro «Peter Behrens: Architect and Designer, 1868-1940» (1981) ha sido traducido al alemán, francés y, más recientemente, al japonés.

________________________________________________________________________________________________________________________

Páginas interiores del libro Siddig el Nigoumi

________________________________________________________________________________________________________________________

Siddig el Nigoumi. A Sudanese Potter in England

Alan Windsor

Texto en inglés
27,5 × 23,5 cm.
Encuadernado en tapa dura con sobretapa
112 páginas

40 £

Lund Humphries, Londres, Reino Unido
ISBN 9781848221819

Para comprar el libro, Pinche aquí
Página web de la editorial: Pinche aquí.

Contenido:
Foreword
Auhthor Note and Acknowledgements
Prologue: Nigoumi’s native country, its culture and his ancestry
Youth and Education
Khartoum and Farnham
Ceramics in England
Postscript
Bibliography
Museum CollectionExhibitions
Index
Image Credits

Lund Humpries
140-142 St John Street
London EC1V 4UB
Reino Unido

www.lundhumphries.com

________________________________________________________________________________________________________________________

Texto: Wladimir Vivas

 

Print Friendly, PDF & Email
Share.

Leave A Reply

 

Argillà Italia - 2022
Argillà Italia - 2022