Terracotta Biennal - La Bisbal d'Emporda 2020

“… Y no tengo amor …” Obras de una colección

0
Cerámica de Daphne Corregan

Daphne Corregan. “Scribble Cloud”, 2014. Gres y porcelana. 39 x 32 x 35 cm y 27 x 42 x 36 cm.

Esta exposición, comisariada por Roswitha Schild y Hanspeter Dähler, se puede visitar en la Galería Kunstforum, en la ciudad suiza de Solothurn, del 15 de agosto al 19 de septiembre

“…Y no tengo amor…”. Obras de una colección (*)

Es probable que uno se convierta en coleccionista en el momento en que empieza a colocar junto a las obras que aprecia desde hace ya mucho tiempo, sus nuevas adquisiciones, que llegará a amar igualmente. 

Hanspeter Dähler, el promotor más comprometido con la cerámica contemporánea en Suiza, y yo nos conocemos desde hace más de veinte años. Fue a través de él que pude adquirir una parte sustancial de mi colección de cerámica. Cuando me preguntó si podía imaginarme exponiendo mi colección de arte cerámico contemporáneo, que he estado coleccionando durante un período de más de cuatro décadas, en su galería y ejerciendo de comisaria junto con él (como ya hicimos para la exposición “Come on Baby, Light my Fire” en 2018 en el Musée Ariana de Ginebra) me sorprendió un poco al principio: ¿Colección? ¿Yo? ¿Las obras de arte que he comprado como resultado de una especie de “amor a primera vista” desplegarán la misma magia a la que yo sucumbí cuando se desplieguen en entorno casi de museo? Además, no está exento de riesgos someterse a un discurso público a través de una colección.

Sin embargo, la oferta fue tentadora, ya que me dio la oportunidad de, por una vez, no ver mis piezas amontonadas por el suelo, en cómodas y estanterías, rodeadas de pinturas, libros y meras baratijas, sino de contemplarlas de forma correcta en el marco de una exposición. Y si la exposición puede, además, contribuir a un mayor reconocimiento del arte cerámico, entonces el esfuerzo habrá valido la pena.

Inicialmente uno compra cosas que ama, que están cerca del corazón. Con el paso del tiempo, uno se desconecta del objeto individual porque comienza a comprender que hay un tema predominante en particular que tenemos en mente. Es probable que uno se convierta en coleccionista en el momento en que empieza a colocar junto a las obras que aprecia desde hace ya mucho tiempo, sus nuevas adquisiciones, que llegará a amar igualmente. En una colección, los objetos construyen relaciones entre sí, se emancipan del ego del coleccionista, hacen conexiones de las que el coleccionista ni siquiera necesita ser consciente, pero que pueden ser extremadamente agradables cuando descubre que se ha desarrollado algo que tiene un significado más profundo para su propia vida.

Fue solo en el proceso de selección de las piezas para la exposición que noté que numerosas obras se relacionan con la figura humana; esto no es habitual en las piezas bidimensionales de mi colección. Las obras de cerámica, sin embargo, con su volumen y sus superficies vívidas, están casi predestinadas a formar un cuerpo consonante y resonante para el rostro humano.

En este caso la figura humana está representada en gran número en el espacio de entrada del Kunstforum, convirtiéndolo en un laboratorio para el estudio de la condición humana.

Extracto del texto de Roswitha Schild 

(*) El título de la muestra “…Y no tengo amor…”,  (en el original alemán “… und hätte ich der Liebe nicht …”) proviene de la denominada “Biblia de Lutero”, que en las versiones modernas se ha traducido con la paráfrasis “Y no tengo amor” (1. Wenn ich mit Menschen- und mit Engelzungen redete und hätte der Liebe nicht, so wäre ich ein tönendes Erz oder eine klingende Schelle. – Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.) (1 Corintios 13. La preeminencia del amor)


En esta muestra se pueden ver piezas de Philippe Barde, Christyl Boger, Daphne Corregan, Gundi Dietz, Carmen Dionyse, Michael Flynn, Helen Frik, Krista Grecco, Jessica Harrison, Ewen Henderson, Marja Hooft, Audrius Janušonis, Gareth Mason, Enric Mestre, Müller -b-, Johannes Nagel, Tomoko Nishimura, Pompeo Pianezzola, Esther Shimazu, Alev Ebüzziya Siesbye, Hans Stofer, Johan Tahon, Akio Takamori, Xavier Toubes y Masamichi Yoshikawa

________________________________________________________________________________________________ 

Cerámica de B. Mueller

B. Mueller. “Liegendes”, 2014. Porcelana Gres porcelánico. 36 x 16 x 17 cm.

Cerámica de Johannes Nagel

Johannes Nagel. “Kleines Orbitel”, 2010. Porcelana y esmaltes. 33 x 33 x 33 cm.

Cerámica de Johan Tahon

Johan Tahon. “Miles”, 2017. Técnica mixta, yeso y arcilla. 126 x 60 x 67 cm.

Cerámica de Audrius Janusonis

Audriud Janusonis “Sisters”, 1999. Gres y técnica mixta. Alto, 70 cm.

Cerámica de Enric Mestre

Enric Mestre. “Sin título”, 1999. Gres esmaltado. 28 x 47 x 21 cm.

Cerámica de Gareth Mason

Gareth Mason. 2007. Alto, 60 cm.

Cerámica de Gundi Dietz

Gundi Dietz. “Ballon frau”, 2017. Porcelana. 56 x 40 x 45 cm.

Cerámica de Akio Takamori

Akio Takamori. “Squatting Girl”, 2012.Gres y decoración bajo cubierta. 56 x 32 x 32 cm.

________________________________________________________________________________________________

Kunstforum Solothurn
Schaalgasse 9
CH-4500 Solothurn – Suiza

Tel. +41 (0)32-6213858
Email: info@kunstforum.cc
Web:
 www.kunstforum.cc

________________________________________________________________________________________________

Se prohíbe el uso de texto y las imágenes de este artículo, que se publican en Infoceramica exclusivamente para la promoción de la exposición, queda prohibida su reproducción sin permiso expreso. Infoceramica agradece a Kunstforum Solothurn por la ayuda para la realización de este reportaje.

Mensaje de Wladimir Vivas:

Si estás leyendo Infoceramica es gracias a que hay socias y socios que pagan una cuota anual. Piensa que por solo 25 euros al año puedes contribuir a que sea posible tener la única publicación digital que te ofrece diariamente noticias en castellano sobre el mundo de la cerámica artística.

Llama ahora al teléfono 639 22 23 40 y te atenderé personalmente.

Wladimir Vivas
Director de Infocerámica

 

 

Print Friendly

Otras entradas de la misma categoría en Infocerámica:

Responder