Ana Felipe - Cursos online para ceramistas
Ana Felipe - Cursos online para ceramistas

Exposición “La Palabra Maldita”

0
Cerámica de Raquel Algaba

Raquel Algaba. “Tsumego I” (Detalle), 2019. Instalación, medidas variables. Cerámica, madera y pintura.

Durante la primera quincena de abril se pudo visitar en Corner Gallery & Studio, de Madrid, la exposición  “La Palabra Maldita”, con la obra de cinco artistas que trabajan en cerámica

“Raquel Algaba – Raquel Asensi – Carlos Cartaxo – Paloma de la Cruz – Sandra Val”

LA PALABRA MALDITA

El conocimiento del mundo empieza con un toque del dedo, un gran enfrentamiento a lo desconocido. La vista resbala por las superficies pero la acción de la mano es la que mide, la que calcula el volumen, la densidad y el peso de las cosas, es lo más mundano y primitivo y a la vez es este mismo tacto lo que llena nuestro mundo de cosas extraordinarias.

El mundo del arte siempre ha sido un continuo debate por la equivalencia de los sentidos donde la visión siempre ha querido ser la protagonista de la obra, maldiciendo de alguna manera todas aquellas técnicas que por su propia manualidad han sido relegadas a unas esferas que la tradición quiso denominar como artes menores, por ser
aquellas que estaban en contacto más directo con el cuerpo humano, con lo popular o con el concepto de utilidad.

Los trabajos relacionados con la cerámica se ven directamente vinculados a estas ideas que tienen intrínseca una presencia constante y transversal, y que muchas veces, vienen acompañadas de connotaciones vistas negativamente, impidiendo una verdadera apreciación de estos trabajos.

Aún hoy en día, en la era del “todo vale”, parece que la condena del barro no ha conseguido ser purgada. No hace tanto, en un artículo del 2014 para la Revista Internacional de Cerámica, Antonio Vivas escribía cómo en una gran exposición del ceramista Ken Price en la Galería Marks algunos críticos hablaron de lo divino y lo humano, pero sin mencionar la palabra cerámica, una palabra que parece maldita en algunos círculos del arte según este autor.

Resulta curioso ver que en ocasiones se ha llegado incluso a evitar la palabra, como si se tuviera miedo a la supremacía de algo tan común como el barro. O quizá sea temor a que por fin se eleve una técnica que desde sus orígenes ha sido capaz de poner en sintonía al hombre, a la naturaleza y al tiempo de una manera tan accesible y sencilla que haría temblar los grandes discursos de la historia del arte.

Las y los artistas incluidos en La palabra maldita no solo tienen en común este material de forma parcial o total en su trabajo, sino también una gran batalla contra ese pensamiento elitista que pretende castigar la manualidad de sus trabajos. Una lucha constante que, sin cargar directamente contra esa maldición, ha sido capaz de asimilarla desde estrategias propias, favoreciendo el paso de lo funcional a lo conceptual y trasgrediendo con sus diversos procedimientos esta tradición.

Así pues, La palabra maldita se define como una fórmula que invierte lo negativo de esos conceptos tan arraigados en nuestro imaginario colectivo. La fragilidad, lo decorativo, el volumen, la utilidad, la rigidez e incluso el azar producido por las variaciones que pueden tener las piezas sometidas al fuego, quedan aquí desmitificados con estas propuestas, dando lugar a discursos mucho más complejos y críticos que los que la propia materialidad nos ofrece.

Óscar Manrique


Cerámica de Raquel Algaba

Raquel Algaba. “Tsumego I” (Detalle), 2019. Instalación, medidas variables. Cerámica, madera y pintura.

Cerámica de Raquel Algaba

Raquel Algaba. “Tsumego I”, 2019. Instalación, medidas variables. Cerámica, madera y pintura.

Cerámica de Carlos Cartaxo

Carlos Cartaxo. “Pensando en Kurt I”, “Pensando en Kurt II” y “Pensando en Kurt III”. Porcelana y acrílico sobre DM

Cerámica de Paloma de la Cruz

Paloma de la Cruz. “Paño de ablución XX”, 2020. Vaciado de bidé en cerámica esmaltada. 50 x 30 x 35 cm.

Cerámica de Paloma de la Cruz

Paloma de la Cruz. “Paño de ablución XX”, 2020. Vaciado de bidé en cerámica esmaltada. 50 x 30 x 35 cm.

Cerámica de Raquel Asensi

Raquel Asensi. “Plantarum Cognitarum // Santa”, 2018. Metal, vidrio, cerámica vidriada, textil. Fotografía impresa sobre papel Baryta. 105 x 35 x 35 cm.

Cerámica de Raquel Asensi

Raquel Asensi. “Plantarum Cognitarum // Santa”, 2018. Metal, vidrio, cerámica vidriada, textil. Fotografía impresa sobre papel Baryta. 105 x 35 x 35 cm.

Cerámica de Sandra Val

Sandra Val. “Objeto de deseo”. Porcelana, latón, textil y madera esmaltada, 107 x 14 x 40 cm.

Cerámica de Sandra Val

Sandra Val.


Imágenes cortesía de Corner Studio y Gallery


Corner Studio Gallery
C/Cañete 17
28019 Madrid

Tel. 67712 73 11
Internet: cornerprojects2018@gmail.com
Web: www.proyectoscorner.com

________________________________________________________________________________________________

Infocerámica agradece a Corner Studio Gallery por su colaboración para esta publicación. Texto y fotos enviados por la galería. Queda prohibida la reproducción total o parcial de este artículos por cualquier medio electrónico o mecánico sin autorización por escrito de la empresa editorial

________________________________________________________________________________________________

Mensaje de Wladimir Vivas:

Si estás leyendo Infoceramica es gracias a que hay socias y socios que pagan una cuota anual. Piensa que por solo 25 euros al año puedes contribuir a que sea posible tener la única publicación digital que te ofrece diariamente noticias en castellano sobre el mundo de la cerámica artística.

Llama ahora al teléfono 639 22 23 40 y te atenderé personalmente.

Wladimir Vivas
Director de Infocerámica

¿Quieres enviar tus noticias y propuestas? Accede al formulario de envío

Si quieres seguir leyendo artículos como este, apóyanos haciéndote socio de Infocerámica 

Print Friendly, PDF & Email
Share.

Leave A Reply

 
Ana Felipe - Cursos online para ceramistas
Ana Felipe - Cursos online para ceramistas