Los colores del fuego. Hamada-Artigas

0
Shoji Hamada y Josep Llorens Artigas

Josep Llorens Artigas, Hamada Shoji y Bernard Leach, en la boda de Joan Gardy Artigas e Ishikawa Mako, 1962. Fundació J. Llorens Artigas.

Del 4 de junio al 3 de octubre de 2021 se puede visitar en el Museu Nacional d’Art de Catalunya esta exposición que presenta el diálogo entre dos de los grandes ceramistas del siglo XX

“Los colores del fuego. Hamada-Artigas”

Wladimir Vivas

En el mundo de la cerámica, durante el pasado siglo, hay varios nombres que todo el mundo conoce por su aportación a nuestro arte, son nombres de grandes creadores que, en algunos casos, destacaron por su obra personal y, en otros, además por sus aportaciones teóricas. En la cerámica europea podríamos hablar de Bernard Leach, Hans Coper, Lucie Rie o, como no, Josep Llorens Artigas. En Japón estos nombres serían Kanjiro Kawai, Soetsu Yanagi y, por supuesto, Shoji Hamada.

La relación entre Leach y Hamada es sobradamente conocida, así como la importancia de los desarrollos teóricos que dieron lugar al movimiento denominado Mingei, que, siendo en principio una corriente teórica sobre la artesanía en Japón (y en menor medida también en Corea o China), se convertiría en fundamental en el desarrollo de la cerámica contemporánea de raíz artesanal en todo el mundo.

Esta exposición abunda en la relación, menos conocida, entre el maestro japonés Shoji Hamada y el catalán Josep Llorens Artigas. Sus relaciones comenzaron con la participación de Artigas en el congreso celebrado en 1952 en Darlington Hall, donde participaría en representación de España invitado por Bernard Leach. El siguiente encuentro fue 12 años después, de la mano de Joan Gardy Artigas, hijo de Josep Llorens y Violette Gardy, que vivía en aquel momento en Japón y había establecido contacto con Hamada, estudiando sus métodos de trabajo, sus materiales y forma de entender la práctica de la cerámica. Además de ampliar sus conocimientos de la cerámica japonesa, Joan Gardy tenía una importante razón para viajar en Japón:  En Barcelona había conocido a una joven alumna de la Escola Massana, Ishikawa Mako, y preparaban su boda en Japón. Josep Llorens y la familia se trasladaron a Tokio, donde se celebraría la ceremonia en 1962, que tendría como padrino de boda precisamente a Shoji Hamada, siendo así que la relación profesional se convirtió en una relación personal, casi familiar.

Posteriormente volverían a encontrarse, especialmente en el taller de llorens Artigas en Gallifa (Barcelona) donde en 1963 Hamada tuvo la oportunidad de aconsejar al Artigas y a su hijo Joan sobre la construcción de su nuevo horno de tipo noborigama, a semejanza del que el propio Hamada tenía en Mashiko (Japón). En los años siguientes volverían a encontrarse en varias ocasiones, tanto en Europa como en Japón.

Esta relación fue de gran respeto mutuo, aunque no se materializó en colaboración o en influencia directa en la obra cerámica de estos dos grandes ceramistas. Cada uno de ellos tenía su camino marcado y, aunque complementarios, estos caminos no se cruzarían jamás. Fueron no obstante como dos caras de una misma moneda: en el caso del catalán, la forma en que entendía la cerámica era la de un continuo proceso de experimentación con esmaltes, con la intención de hacer que cada una de las piezas fuera única, para lo que utilizaba variaciones de sus esmaltes y tecnicas exclusivamente en una sola pieza. Hamada, sin embargo, trabajaba con el método de los talleres alfareros de Japón, con un equipo de personas que se repartían el trabajo y una gran producción de piezas destinada a la venta, nunca firmadas por el maestro que, solo en ocasiones, separaba una pieza del resto, que era la que, posteriormente, tendría el sello personal de Hamada.


La exposición que ahora podemos vistar está realizada por el Museu Nacional d’Art de Catalunya en colaboración con la Fundació J. Llorens Artigas y con el comisariado de Ricard Bru, doctor en Historia del Arte y profesor en la Universitat Autònoma de Barcelona.

Es de agradecer que se ha optado por hacer una muestra centrada en obras “mayores” de los artistas participantes, procedentes de instituciones como el museo Victoria & Albert de Londres; la Fundación Maeght, de Saint Paul de Vence; el Museu Etnològic i de Cultures del Mon y el Museu del Disseny, ambos de Barcelona, o la Fundació Pilar i Joan Miró, de Mallorca, asó como numerosas colecciones particulares. 

Cabe destacar que, máas allá de mostrar piezas de los dos grandes maestros, en la muestra se ha querido hacer un recorrido por la influencia que el movimiento Mingei tuvo en el panorama artístico catalán, de la mano de Eudald Serra, Joan Gardy Artigas, Ramón carreté o Elisenda Sala , además de la influencia del arte japonés en la obra de Joan Miró.

Con un montaje que casi podríamos definir como austero, que muestra las piezas de los diferentes ceramistas de forma que el visitante no se distraiga de lo importante, esta exposición se complementa, además, con documentos, extractos de periódicos, cartas y otros materiales que permiten poner en contexto la relación entre Hamada y Artigas, pero también las conexiones entre el arte japonés y el occidental.

Se ha editado un catálogo que, a partir de ahora, se podrá considerar como imprescindible para conocer un poco mejor la personalidad y la historia del gran maestro de la cerámica catalana y, por supuesto, su relación con Hamada Shoji.


Cerámica de Hamada Shoji

Hamada Shoji. Jarrón, 1962. Fundació J. llorens Artigas (Foto: Josep Casanova.)

Cerámica de Hamada Shoji

Hamada Shōji. Jarrón cuadrado, 1961. Col·lecció privada (Foto: Josep Casanova.)

Cerámica de Hamada Shoji

Hamada Shōji. Plato cuadrado (kaku-sara), 1968. Successió Serra. (Foto: Josep Casanova.)

Cerámica de Hamada Shoji

Hamada Shoji, Cuenco grande, c. 1968. Successió Serra. (Foto: Josep Casanova.)

Cerámica de Hamada Shoji

Hamada Shoji. Plato c. 1960. Col·lecció particular. (Foto: Josep Casanova.)

Cerámica de Joan Gardy Artigas

Joan Gardy Artigas. “Gerro”, 1959-1960. Fundació J. Llorens Artigas. (Foto: Josep Casanova.)

Cerámica de Josep Llorens Artigas

Josep Llorens Artigas. Jarrón, 1949-1950. Col·lecció particular. (Foto: Josep Casanova.)

Cerámica de Josep Llorens Artigas

Josep Llorens Artigas. Jarrón, 1949. Col·lecció particular. (Foto: Josep Casanova.)

Cerámica de Josep Llorens Artigas

Josep Llorens Artigas. Jarrón, 1943. Col·lecció particular. (Foto: Josep Casanova.)

Cerámica de Josep Llorens Artigas

Josep Llorens Artigas. Jarrón, 1949. Col·lecció particular. (Foto: Josep Casanova.)

Cerámica de Josep Llorens Artigas

Josep Llorens Artigas. Copa, 1935. Fundació J. Llorens Artigas. (Foto: Josep Casanova.)

Cerámica de Eudal Serra y Josep Llorens Artigas

Josep Llorens Artigas y Eudald Serra. Jarrón para flores, c. 1953-1955. Col·lecció E. Gaspar Farreras. (Foto: Josep Casanova.)


Este artículo ha sido realizado gracias a la colaboración del Museu Nacional d’Art de Catalunya


Mensaje de Wladimir Vivas:

Si estás leyendo Infoceramica es gracias a que hay socias y socios que pagan una cuota anual. Piensa que por solo 25 euros al año puedes contribuir a que sea posible tener la única publicación digital que te ofrece diariamente noticias en castellano sobre el mundo de la cerámica artística.

Llama ahora al teléfono 639 22 23 40 y te atenderé personalmente.

Wladimir Vivas
Director de Infocerámica


Print Friendly, PDF & Email
Share.

Leave A Reply