Cursos intensivos de cerámica Taller de Rafaela Pareja
Cursos intensivos de cerámica Taller de Rafaela Pareja

Exposición de Myung-Joo Kim

0

Aunque ya no se pueda visitar en la galería es interesante conocer la obra presentada por Myung-Joo Kim en Kunstforum Solothurn, en Suiza, hasta hace unos días

Información enviada por la organización:

El cuerpo del alma
 
Las formas escultóricas de gres y porcelana se disuelven, los rostros desaparecen, los colores del esmalte se funden en una lluvia resplandeciente; el universo (cerámico) de Myung-Joo Kim desafía lo racional y nos invita a adentrarnos en lo desconocido, en el misterio del ser. Al modelar la arcilla con los dedos y las palmas de las manos, captura lo que está más allá de nuestro alcance, el alma humana y su dolor. Sin embargo, busca constantemente la verdad, desarrollando sus propios métodos y dejando que la masa y el esmalte se fundan, tanto de forma controlada como incontrolada. Todos podemos percibir que existe un alma, pero no podemos comprender lo que es. ¿Cómo se puede comprender algo que no es realmente perceptible, revelar algo que es indescriptible? Aunque la pintura y la escultura han hecho repetidos intentos, la preocupación por el alma ha sido más bien el dominio de los músicos y los poetas. Su arte se desenvuelve sin contornos, sin nada que pueda identificarse o reconocerse, al igual que el tiempo. Moviéndose como en un sueño, Myung-Joo Kim se atreve a aventurarse en este campo. A lo que no tiene forma le da una forma material y a menudo incluso barroca, capta el movimiento interior, la excitación que nos motiva, el animal que vive dentro de nosotros, y la naturaleza también se hace perceptible cuando sus árboles empiezan a parecerse a cuerpos humanos. El alma, lo animista y lo animal pueden pensarse juntos en las culturas asiáticas. El alma pertenece a lo que es trascendente y misterioso. El objetivo del ceramista no es pintar o dar forma a ese algo inconcebible, místico y esquivo, sino sólo crear un sentido de su existencia. Myung-Joo le da una forma física para que podamos verlo y sentirlo en su relación de interdependencia permanente con el cuerpo. De la arcilla surgen meras sugerencias de figuras humanas, y el colorido del esmalte se funde sobre un fondo blanco vibrante, que recuerda vagamente a los estados de ánimo, la sangre, las lágrimas… en cualquier caso, uno puede sentirlas. Hay una no presencia en estas figuras orgánicas, que parecen haber pasado por el dolor y el sufrimiento, pero sin haber perdido su humanidad. Aunque los ojos casi desaparecen en las espirales de estos pequeños objetos deformes, se tiene la impresión de que hay algo que mira. Comienza a producirse una transformación. Una curva, una inclinación recuerdan una espalda, un hombro. A veces parece que se pueden reconocer numerosas cabezas pequeñas en el esmalte, cabezas que, sin embargo, siguen siendo esquivas. La artista también crea pequeñas y frágiles figuras que deambulan solas. Como en el caso de Louise Bourgeois, que ha representado cuerpos igualmente torturados, aquí tampoco hay psicoanálisis.
 
Myung-Joo se aleja conscientemente de cualquier expresión de sentimientos. La representación de la desesperación, el miedo, la pena, el abandono y la soledad confiere a estas figuras una gran pureza de intención. En la representación de una cabeza que está a punto de acercarse a otra, para fundirse suavemente con ella, reside la humanidad más profunda; una en la que el amor, incluso en el fracaso del ser, nunca se desvanece del todo. Myung-Joo Kim nació en Corea en 1973. A los dieciocho años comienza a estudiar escultura en cerámica en la Universidad Hong-ik de Seúl. Además de estudiar las técnicas tradicionales, se anima a buscar su propia forma de expresión. Para mantenerse crea imágenes por ordenador, pero para sus propias obras prefiere trabajar con lápices. Le resulta más fácil pasar de una forma dibujada a una tridimensional y se acerca más a lo que siente, a sus inquietudes y a sus sentimientos. Hasta hoy, sus esculturas se desarrollan a partir de dibujos. En 2001, por motivos personales, se traslada a París, donde pasa varios años creando figuras poéticas. Con sus cuerpos de animales, sus cabezas humanas y sus cabellos vegetales, forman una síntesis insólita de la cultura europea y del animismo asiático. El tiempo en París es una etapa importante en el camino hacia un universo onírico, en el que desarrolla sus propias ideas. En 2018, tras una beca de residencia en Shigaraki (Japón), comienza a estudiar un máster en la École nationale supérieure des Arts visuels de Bruselas. Durante este tiempo, desarrolla aún más su expresión artística para convertirse finalmente en una verdadera gran artista, que domina su medio y sus métodos a la perfección y se deja inspirar por sus propios sueños. En 2013, recibe el Premio Ariana (otorgado por el Museo de Ariana) en el Parcours Céramique Carougeois y el museo adquiere una de sus esculturas. La artista vuelve a vivir y trabajar en Corea, donde sigue perfeccionando su obra. Sin duda, el universo de Myung-Joo Kim ocupa un lugar único en la cerámica contemporánea.
 
Carole Andréani

Escultura cerámica de Myung-Joo Kim Escultura cerámica de Myung-Joo Kim Escultura cerámica de Myung-Joo Kim Escultura cerámica de Myung-Joo Kim Escultura cerámica de Myung-Joo Kim Escultura cerámica de Myung-Joo Kim


Kunstforum Solothurn – Hanspeter Dähler
Schaalgasse 9
CH-4500 Solothurn – Suiza

Tel. +41 (0)32-6213858
Email: info@kunstforum.cc
Web:
 www.kunstforum.cc


 

Print Friendly, PDF & Email
Share.

Leave A Reply

 

Cursos intensivos de cerámica Taller de Rafaela Pareja
Cursos intensivos de cerámica Taller de Rafaela Pareja