CERAMIBA 2019 - Feria-Concurso Internacional de Cerámica Artística

Edición en papel y edición digital

0

Se habla mucho del romanticismo del uso del papel y la letra impresa, pero la inmensa mayoría de lo que se publica en el mundo son ediciones técnicas, en las que el contenido es lo más importante; publicaciones periódicas que van a la basura después de leidas y ediciones baratas de libros de bolsillo. El placer de coleccionar está justificado en el libro como objeto, y ese tipo de ediciones probablemente continuará existiendo durante décadas; sin embargo, el consumo de información puro es sin duda terreno de Internet y los e-books, que previsiblemente creceran en conectabilidad y prestaciones.
En cuanto a las publicaciones como medio de comunicación, tenemos por delante un cambio radical en la estructura, este cambio no es sólo tecnológico, sino generacional, y se intuye al conocer datos como que 5,64 millones de jóvenes españoles tienen la red social «Tuenti» integrada en su vida diaria. Tuenti es el líder indiscutible en España, pero junto a otras redes, como «Facebook» o «Fotolog»,  el porcentaje de usuarios de redes sociales es de más del 70 por 100 de los internautas. Es decir, la comunicación directa entre personas que comparten algo (como podría ser el interés por la cerámica) está ya totalmente integrada en la vida del segmento más joven de la población, que no admite las publicaciones en las que no puede dar su opinión, felicitar a un autor o rebatir lo que dice.
A menudo se ponen objeciones a Internet aduciendo que es un medio efímero, cuando es exactamente lo contrario: la información publicada en una web o periódico digital queda siempre a mano para ser consultada, con sistemas de búsqueda y clasificación a menudo inviables para las publicaciones en papel. También se dice que la edición es menos cuidada en Internet, pero eso es simplemente una cuestión de profesionalidad del editor. En cuanto a la fiabilidad de una publicación digital, es la misma que la de cualquier medio: depende también del editor. El papel ha sido el medio de publicar la ciencia, pero también de difundir la astrología o los cotilleos. Los libros en papel guardan la historia, pero también las mentiras de la historia. En fin, que no depende del medio, sino del que escribe.

Wladimir Vivas (Publicado en Revista Cerámica, Núm. 115, pág. 66)

Print Friendly

Otras entradas de la misma categoría en Infocerámica:

Responder