Rojos cerámicos. Ese oscuro objeto de deseo

2

Pieza de cerámica de María del Mar Marcelino

Desde la Escola d’Art i Superior de Ceràmica de Manises (Valencia) comparten el Trabajo Final de Título de Artes Plásticas en Cerámica, a cargo de María del Mar Marcelino Medina titulado “Rojos cerámicos. Ese oscuro objeto de deseo”

Mar Marcelino es de origen canario, cursó el Ciclo Superior en Cerámica Artística en Tenerife, al no poder seguir ampliando los conocimientos de cerámica allí, se trasladó a Valencia donde cursó el Título Superior en Artes Plásticas en Cerámica en el itinerario de Tecnología. En la actualidad en una de las componentes del laboratorio de ADEX, una de las principales empresas del sector azulejero en España.

“Rojos cerámicos, ese oscuro objeto de deseo”, nace de la fascinación por la química del color en cerámica, que no es tan intuitiva como en las artes gráficas.

Pieza de cerámica de María del Mar Marcelino

El trabajo consistió en reunir un compendio de todas las formas que se conocen de crear vidriados rojos, identificando cada uno de los sistemas que lo hacen posible y definir una muestra de cada posibilidad. Todo ello motivado por una necesidad de satisfacer las necesidades del ceramista, que tiene una paleta de rojos limitada, así como dirigir la investigación hacia nuevas formas de pigmentación y rendimiento de color en la industria.

El desarrollo de la investigación ha necesitado de dos cursos, desarrollándose por completo en l’Escola d’Art i Superior de Ceràmica de Manises, que cuenta en su biblioteca con un apartado dedicado al color cerámico importante, así como de los medio necesarios para hacer posible la comprobación de lo recogido en la investigación bibliográfica.

Pieza de cerámica de María del Mar Marcelino

________________________________________________________________________________________________________________________

Rojos cerámicos. Ese oscuro objeto de deseo

Texto de Mar Marcelino Medina

La cerámica actual proporciona una enorme variedad de acabados y colores, el rojo sin embargo se queda a simple vista muy limitado. El color rojo en la cerámica se ve rodeado de misticismos, posiblemente por todo lo que este color significa para el ser humano

 “La gente encuentra un nombre para el rojo antes que para el azul no porque puedan ver el primero y no el segundo sino porque inventamos nombres para cosas de las que creemos que es importante hablar, y el rojo [el color de la sangre]es más importante que el azul para la vida de la gente en todas las culturas más simples”.

Guy Deutscher (The Paris Review)

Pero en cerámica y vidrio este misticismo se aumenta si tenemos en cuenta la cultura china, procedencia de una de las maneras más populares de conseguir esta coloración, mediante la reducción de cobre.

Pieza de cerámica de María del Mar Marcelino

Lo cierto es que este misticismo, nace en mayor medida del desconociendo de muchos de los elementos con lo que se trabajan comúnmente en cerámica, principalmente los metales de transición que se usan como cromoforos y que pueden proporcionar rojos.

Los objetivos de esta investigación vinieron marcados por tres grandes bloques: recopilar toda la información posible sobre los vidriados rojos en cerámica, analizar en profundidad, e ilustrar cada una de las formas en las que la coloración roja es posible en un vidriado; es decir, sentar unas bases y aunar toda la información que servirán en un futuro para abrir más líneas de desarrollo en vidriados rojos.

Pieza de cerámica de María del Mar Marcelino

En la tabla periódica, que se adjunta (nota de la redacción: esta tabla se incluye solo en el trabajo original), se pueden ver en rojo todos los elementos que en determinadas condiciones dan rojos. Todos estos elementos proporcionan al menos una forma de coloración roja, mientras que otros como el cromo o el hierro pueden facilitar rojos distintos de más formas diferenciadas.

Algunos elementos como el itrio o el cadmio son de color rojos-rosas de forma intrínseca, otros necesitan de un medio o una estructura concreta para alcanzarla.

Y es que, el rojo, el color de la sangre, está presente en muchísimas de las materias primas que como ceramista se utilizan solo hay que sacarlos a la luz, la luz, clave de cualquier color.

Pieza de cerámica de María del Mar Marcelino

________________________________________________________________________________________________________________________

Infocerámica agradece a Mar Marcelino Medina y la Escola d’Art i Superior de Ceràmica de Manises por la ayuda para la publicación de este artículo.

Las fotografías y texto se publican exclusivamente para la promoción de la artista, queda prohibida su reproducción sin permiso de la autora.

Print Friendly, PDF & Email
Share.

2 comentarios

Leave A Reply