Toño Naharro

0

Cerámica de Toño Naharro

Hoy tenemos una satisfacción triple, podemos ofrecer a nuestros lectores un artículo sobre un gran ceramista y amigo: el navarretano Toño Naharro, escrito además por Antonia Carbonell y que es producto de la colaboración entre editores

 Toño Naharro, alfarero contemporáneo en Navarrete

Texto: Antonia Carbonell Galiana – Fotos: Gentileza del autor
Artículo publicado anteriormente en la revista TerrArt

El pasado mayo me propusieron  escribir sobre cerámica. Con este fin y al resetear mis datos en búsqueda de algo que fuera diferente, recordé a un profesional  que apenas conocía pero que despertaba mi interés tanto por su obra, como por la trayectoria que le venía siguiendo, Toño Naharro,  alfarero de Navarrete, la Rioja.

Aplicaremos la denominación  Alfarero como nombre honroso de una profesión que requiere destreza y conocimientos muy concretos. Pero Toño añade al simple desempeño de una profesión ancestral, exquisitos matices que dan color y carácter a la totalidad de su obra, los objetos que elabora son  la consecuencia de una creación que los trasciende, dilatándose en un modo de existir.  La clave nos la proporciona el propio artista, cuando para nombrar su trabajo nos propone títulos como “evolucionando”  y “ando-evolucionando”

El espíritu inquieto encuentra caminos para la búsqueda y placer en ella, por ello Toño lo proclama “busco, evoluciono” 

“Desde el año 1982 trabaja en el oficio del barro”, dice Naharro en su currículum y dice exacto, porque el barro es el centro de un universo que el construye como creador plástico, pero también como creador de nuevas sinergias.

Después de esta primera etapa de alfarero por la que obtuvo varios premios a nivel nacional, dedico tiempo a la formación en la Escuela de Logroño, después ejercería docencia sobre cerámica en el centro penitenciario de la misma ciudad y colaboraría con la ONG. Tierra de Hombres en el proyecto –Viaje hacia la vida- con las alfareras de Niabinia, Mauritania.

Desde 2012, Toño se centra en su taller de Navarrete donde comparte su trabajo de creación, con las series artesanales más comerciales, abriendo últimamente un camino hacia la producción de vajillería de autor enfocada hacia alta cocina.  

La obra de Naharro expresa un autor inquieto que conoce otros lenguajes y se apropia con rigor de aquello que le es afín, trabaja sin complejos con la soltura que su oficio le permite, también su espíritu libre, hay otro ingrediente que se percibe en su obra, la desenvoltura del que se sabe uno más en el universo, en este dilatado mundo de las producciones cerámicas contemporáneas. Y es ese sentirse integrado sin complejos y con plena sinceridad lo que hace de su obra algo diferente, un inconfundible proceder completamente desvinculado de códigos encorsetados para ser un expresivo canto vital.

 Naharro disfruta con el barro y así lo transmite con claridad, dándole también al barro el lugar y el respeto que merecen, lo hace dejando que la materia respire, que sus características azarosas afloren en las piezas que, respiran por las heridas que el proceso de trabajo deja en ellas. Tal proceso de transformación se inicia en la elección del material apropiado, pasa por la manufactura y termina en el fuego, todo ello camino duro hasta llegar al espectador, camino que Toño deja discurrir y manifestarse como si de un maestro Zen se tratara sin forzar, desde la contemplación.

 El resultado de esta actitud sin duda consciente, nos proporciona una obra que transmite la energía desde la que fue creada, sustentada esta energía sobre una constante observación en lo vital, que conduce a la evolución, herramientas todas ellas indispensables para el arte. 

Por otra parte, Toño muestra su excelencia proyectando también su compromiso y creatividad en aquellos aspectos que construyen las bases culturales en las que se deben sustentar ineludiblemente  todas las producciones artísticas. Ya que como podemos comprobar en la historia, el artista siempre fue alguien comprometido con su tiempo.

Y esta es la función de -alma de cántaro- el espacio multidisciplinar  en el que Naharro existe más allá de los objetos que produce y donde se muestra generosamente configurando y enriqueciendo el caleidoscópico mundo del arte contemporáneo.


Cerámica de Toño Naharro Cerámica de Toño Naharro Cerámica de Toño Naharro Cerámica de Toño Naharro Cerámica de Toño Naharro Cerámica de Toño Naharro Cerámica de Toño Naharro Cerámica de Toño Naharro Cerámica de Toño Naharro Cerámica de Toño Naharro Cerámica de Toño Naharro


www.almadecantaro.eu

Infocerámica agradece a los responsables de la revista TerrArt, publicada por la Associació Ceramistes de Catalunya, por las facilidades y permisos para la publicación de este artículo


Mensaje de Wladimir Vivas:

Si estás leyendo Infoceramica es gracias a que hay socias y socios que pagan una cuota anual. Piensa que por solo 25 euros al año puedes contribuir a que sea posible tener la única publicación digital que te ofrece diariamente noticias en castellano sobre el mundo de la cerámica artística.

Llama ahora al teléfono 639 22 23 40 y te atenderé personalmente.

Wladimir Vivas
Director de Infocerámica

 Si quieres seguir leyendo artículos como este, apóyanos haciéndote socio de Infocerámica 

Print Friendly

Otras entradas de la misma categoría en Infocerámica:

Responder