Juana Fernández

by Infocerámica
Escultura cerámica de Juana Fernández

“En secreto tejieron estrellas”

La ceramista gallega Juan Fernández expone hasta el 28 de enero de 2024 su obra en cerámica en el Antiguo Edificio de la Estación de Aveiro (Portugal), con el título “Paisajes entretejidos”, dentro del programa de la XVI Bienal de Cerámica Artística de Aveiro

“Suelo y Cielo”

Manuel Olveira
(Escritor y comisario de exposiciones)

De la extensa producción de Juana Fernández (Pobra do Caramiñal, A Coruña, 1961), la artista sabiamente ha elegido una serie de obras de los últimos años que, por un lado, aquilatan lo más característico de su trabajo inmediatamente anterior y, por otro, ejemplifican lo más novedoso del actual

Su labor como ceramista se caracteriza por dar forma no sólo a una serie de objetos, sino también a un proceso que demanda un tiempo de visión y comprensión en relación con las leyes y expresiones de la naturaleza y lo orgánico, al que ahora se añade una decidida experiencia sensorial en y con el espacio. Que la obra de Juana Fernández venía dialogando con la naturaleza, sus formas, sus ritmos y sus procesos era palpable en toda su producción, aunque no lo era tanto la pulsión de diálogo con el espacio que ahora se materializa claramente y se hace visible con rotundidad.

Aún más, no se trata tanto de un diálogo con el espacio expositivo concreto, en este caso el de la antigua estación ferroviaria de Aveiro, determinado por sus elementos estructurales, que también; cuanto, sobre todo, con un concepto del espacio, más abstracto y genérico, determinado por la luz y la sombra, permitiendo que los volúmenes, los hilos de algodón tejidos en cadeneta y sus sombras recorran por los suelos y paredes toda la composición. Es tal el trabajo minucioso en relación con la sala de exposición, provocando sutiles interacciones entre las diferentes obras o sus partes y la luz, el suelo, las paredes o el volumen de la sala, que casi nos atreveríamos a decir que la exposición titulada Paisajes entretejidos es en realidad una única composición coral. No en vano, la palabra “entretejidos” del título hace referencia precisamente a la interrelación que atraviesa todo el conjunto que tiene como nodo o como hilo conductor interrogar tensionalmente la relación, del suelo al cielo, de la obra con el espacio.

El diálogo con el espacio venía insinuándose en la producción de Fernández desde tiempo atrás. Por ejemplo, mediante pequeñas arandelas o discos cerámicos de diferentes e intensos colores que, engarzados de forma creciente o decreciente, forman líneas sinuosas (arcos, parábolas, curvaturas, ondulaciones, espirales, etcétera) que marcan recorridos por el espacio. Tal ocurre en las obras de la serie Olas que, levantándose del suelo, inducen a la mirada del espectador a seguir los ritmos ondulados y los movimientos serpenteantes de la obra en el espacio. Pero es en las series más actuales, que llevan en sus títulos ilustrativas y elocuentes palabras tales como Cielo o Estrellas, donde esa relación espacial es más acusada y depurada. Fernández se abre a un nuevo universo -literal y metafóricamente, como suele ocurrir en el arte- y nos descubre nuevos interrogantes a través del diálogo y la tensión entre la cerámica y los hilos de algodón (entre)tejidos que a la vez dibujan la forma cerámica, la sujetan y la suspenden.

De algún modo,esta relación de la obra con el espacio era un paso necesario si atendemos a la investigación en torno al movimiento tan remarcable en los trabajos de Fernández. Esa incitación lúdica a la animación y al desplazamiento de la forma y los ojos por el espacio estaba presente en la mencionada serie Olas, pero es aún más potente en las series Cielo o Estrellas que irán modificando sus presencias e interrelaciones espaciales con más intensidad a medida que las miradas, las sombras, las interacciones y los cuerpos de los espectadores se
muevan en el espacio expositivo.

Las obras seleccionadas para esta exposición en la Bienal Internacional de Cerámica Artística de Aveiro nos sitúan en el suelo, moviéndose en y dialogando con el plano, devolviéndonos a la tierra y señalando con esa posición a los elementos de la naturaleza que han sido referenciales en todo el trabajo de Juana Fernández; pero también se levantan ahora por los aires para dialogar con las tres dimensiones espaciales. Junto con el espacio, el tiempo de la visión y la comprensión se expande en la misma medida que la depuración formal y la sofisticación cromática se acentúan para situar la producción de Fernández en una tensión donde las cualidades táctiles y materiales del objeto interpelan al espacio y donde peso y suspensión interrogan dialécticamente a la levedad y a la fragilidad.


Escultura cerámica de Juana Fernández

“Balancín”

Escultura cerámica de Juana Fernández

“Olas 3”

Escultura cerámica de Juana Fernández

“Puente”

Escultura cerámica de Juana Fernández

“Olas 2”

“Enredada”

Escultura cerámica de Juana Fernández

“Que no se caiga el cielo 2”

Escultura cerámica de Juana Fernández

“Que no se caiga el cielo”

Exposición de Juana Fernández

Vista de sala de la exposición de Juan Fernández

Exposición de Juana Fernández

Vista de sala de la exposición de Juan Fernández


Todas las fotos cortesía de la  artista. Infocerámica agradece a Juan Fernández y Manuel Olveira la ayuda prestada para la realización de este artículo


Más información:

www.juanafernandez.com


Si quieres seguir leyendo artículos como este, apóyanos haciéndote socio de Infocerámica  


You may also like

Leave a Comment

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumimos que estás de acuerdo con esto, pero puedes desactivarlas si quieres. Acepto Más información

Política de cookies