Mirjam Veldhuis en primera persona

by Infocerámica
Escultura cerámica de Mirjam Veldhuis

Mirjam Veldhuis. “Schil” (Cáscara), 2022. Gres, 33 × 55 × 23 cm.

Mirjam Veldhuis (1961, Voorschoten (NL) vive en Harpel y trabaja en Veendam, en el norte rural de los Países Bajos. Estudió cerámica en la Academie Minerva de Groningen a principios de los ochenta. Tras un periodo de búsqueda de su camino artístico, se decantó por la cerámica hacia 2001

la cerámica como crecimiento orgánico

Mirjam Veldhuis

Mirjam Veldhuis ha participado en numerosas exposiciones en los Países Bajos y en el extranjero. Siempre que encuentra tiempo y espacio en su agenda, le encanta hacer periodos de trabajo y residencias en Asia, especialmente en Japón y China. Corea sigue en su lista de deseos.

Es la propia artista quien nos habla sobre su obra: “Orgánico, biomórfico abstracto, que representa una forma de crecimiento, ya sea benigno o aberrante, volúmenes amorfos. Estas son algunas características que se aplican a mis esculturas de cerámica. A veces son muy sencillas y formales, con pequeños trazos sutiles que hablan del proceso de elaboración. También pueden dar lugar a formas frívolas, que se despliegan exuberantes en todas direcciones. Pero las formas, los colores, el tratamiento de la superficie y las texturas contribuyen a dar a las esculturas una cierta fisicidad.

Las esculturas que he realizado en los últimos dos años y medio se ajustan a esta descripción. A veces parecen órganos no identificados, trozos de tejido o piel. A menudo se puede vislumbrar el interior del objeto. A menudo ocurren muchas cosas ahí dentro que sólo pueden captarse parcialmente desde el exterior. A menudo, interior y exterior están completamente entrelazados. Una característica llamativa de esta serie de esculturas es la superficie perforada. A mucha gente le recuerda al coral, pero para mí se trataba de hacer una superficie transparente: la luz entra a través de cientos de estomas. También es característico el uso del engobe como elemento colorante. El carácter seco debe realzar la forma. Siempre me ha parecido un proceso increíblemente complejo: encontrar el tono y el contraste adecuados en los colores requiere mucha experimentación y, a menudo, varias cocciones. Intento ser sensata con las cocciones múltiples por razones obvias; como ceramista tienes que ser consciente de tu huella de carbono y no ir a lo loco. Sin embargo, lo bueno de experimentar libremente es que a menudo tropiezas con cosas que no estabas buscando. Este tipo de hallazgos pueden aportarte posibilidades totalmente nuevas.

Dudo en poner una narrativa específica a mi trabajo, porque espero que las propias formas sean lo suficientemente intrigantes y hablen en su propia lengua

De todas formas, yo trabajo de forma intuitiva. A menudo empiezo con una idea vaga. Tiene que ser algo con barriga, con curvas, con protuberancias aquí y allá, algo dinámico o ¿debe ser austero? Algo que se vea por dentro y por fuera. Algo, algo… A mitad de camino, a menudo pienso que nunca funcionará. Ahora sé que tengo que seguir trabajando, a veces rompiendo cosas de nuevo. Luego, volver a construirlo y, si tienes suerte, de repente hay algo que te hace pensar: sí, claro que es esto, no puede ser de otra manera. ¿Por qué ha tardado tanto?     

Dudo en poner una narrativa específica a mi trabajo, porque espero que las propias formas sean lo suficientemente intrigantes y hablen en su propia lengua. Por supuesto, los títulos aluden inequívocamente a lo físico. Para mí, los títulos también tienen su origen en la práctica de la cerámica. Cuando fui a trabajar a una alfarería con 19 años y aprendí a levantar vasijas en el torno, mi profesor siempre hablaba del vientre de un jarrón, del cuello, del pie e incluso del alma. No es de extrañar que esto haya influido en mi forma de pensar y desempeñe un papel en cómo sigo nombrando las cosas hoy en día.

Lo que más me inspira es observar la obra de artistas de todas las profesiones y condiciones sociales, que trabajan con todo tipo de materiales y conceptos y en todas las épocas. Es muy reconfortante pensar que el arte pertenece a la humanidad. Mis favoritos de siempre son Isamu Noguchi, Lucio Fontana y Barbara Hepworth. Pero hay muchísimos más que dan color a la vida.

A menudo los espectadores sienten la tentación de tocar mis obras, como si quisieran mirar con los dedos. Si lo hacen respetando la obra, no tengo nada que objetar. Hago que les resulte muy difícil no sentir por un momento. Una de las reacciones más conmovedoras vino de una mujer, que dijo: “Sé que no está permitido, pero he metido los dedos en todos los agujeros y he tocado todos los troncos”.

www.mirjamveldhuis.nl

Instagram: mirjamveldhuis4498


Escultura cerámica de Mirjam Veldhuis

“Holletje gemaakt” (detalle).

Escultura cerámica de Mirjam Veldhuis

“Lip”, 2022. Barro rojo y engobes, 36 × 16 × 19 cm.

Escultura cerámica de Mirjam Veldhuis

“Potloodventer”, 2023. Barro rojo y engobes, 65 × 30 × 18 cm.

Escultura cerámica de Mirjam Veldhuis

“Holletje gemaakt” (Agujero hecho), 2022. Barro rojo con engobes, 53× 31 × 27 cm.

Escultura cerámica de Mirjam Veldhuis

“Vel met paars okseltje” (Piel con axila morada), 2022. Barro rojo y engobes, 66 × 40 × 35 cm.

Escultura cerámica de Mirjam Veldhuis

Twaalf vingers (Doce dedos), 2023. Barro rojo y engobes, 78 × 23 × 28 cm.

Escultura cerámica de Mirjam Veldhuis

“Uitkomen” (Eclosión), 2023. Barro rojo, 41 × 45 × 14 cm.

Escultura cerámica de Mirjam Veldhuis

“See through”, 2022. Gres, 33 × 21 × 12 cm.


Todas las fotos: Infocerámica agradece a Mirjam Veldhuis la ayuda prestada para la realización de este artículo


Si quieres seguir leyendo artículos como este, apóyanos haciéndote socio de Infocerámica  


You may also like

Leave a Comment

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Asumimos que estás de acuerdo con esto, pero puedes desactivarlas si quieres. Acepto Más información

Política de cookies