Terracotta Biennal - La Bisbal d'Emporda 2020

Las imágenes de Sin-Ying Ho

0
Pieza de cerámica de Sin-ying Ho

“Tentación: Vida de bienes 1”

El ceramista, escritor y crítico norteamericano Anthony Merino nos ofrece en este artículo una reflexión sobre dos piezas de la artista también norteamericana Sin-ying Ho.

La obra de Sin-ying Ho se puede entender (leer como nos dice Merino) en términos de interconexión entre los mundos estéticos y conceptuales oriental, del que proviene la artista, y el occidental, atendiendo especialmente a las características de la cultura de los Estados Unidos y la importancia de los símbolos y marcas comerciales como formadoras de identidad en la sociedad actual.

——————————————————————————————————————————————————–

Viendo y leyendo las imágenes de Sin-Ying Ho

por Anthony Merino

Los verbos ver y leer, en principio, no parecen estar relacionados, incluso pueden resultar totalmente contradictorios. Sin embargo, están sutil y significativamente interconectados. Ambas son actividades visuales. Para la mayoría de la gente, la lectura es un tipo muy especializado de ver. La lectura es mucho más que sólo mirar a las palabras. Como seres humanos, no leemos exclusivamente textos. En su forma más abstracta, la lectura es tomar un estímulo visual  y convertirlo en un concepto específico; cuando nos detenemos ante un semáforo en rojo, o entramos en un cuarto de baño siguendo las señales que indican el género, estamos haciendo un lectura de imágenes. Pensemos en la famosa imagen de Joe Rosenthal  —La izada de bandera de Estados Unidos en la Isla de Iwo Jima. Representa a cuatro hombres uniformados apuntalando un trozo de tela ondulante en un poste. La bandera es la Estados Unidos, el poste es su mástil. Los cuatro hombres pertenece al cuerpo de los marines de Estados Unidos. En esta imagen no hay forma de saber si la bandera se izó en una isla, mucho menos de asegurar que fue en una isla estratégicamente importante. Todos estos hechos son leídos en la imagen. Pocos artistas extraen esta complejidad tan audaz y provocativamente como Sin-ying Ho. Ho expone dos jarrones semi-monumentales en el Independent Art Project de North Adams, Massachusetts: “Tentación: Vida de bienes nº1” y “Un mundo, muchos  pueblos nº2”.

Pieza de cerámica de Sin-ying Ho

“Tentación: Vida de bienes nº1”

Ambas piezas están decoradas con siluetas figurativas situadas sobre flores reproducidas al estilo de la clásica porcelana china azul y blanca. Estos detalles aparentemente inocuos muestran cuan confusa puede ser la línea entre la lectura y la visión. Según Ho, cada flor es un icono especial. Este contenido se pierde por completo para un público occidental. Las figuras difieren en cada pieza, pero ambas tratan sobre la dinámica de ver y leer.

“Tentación: Vida de bienes 1” representa una figura masculina y femenina.  Una de las figuras parece estar intentando tirar de una pequeña esfera en el aire. La mayor parte de la audiencia occidental de Ho sería capaz de reconocer inmediatamente esto como una representación de Adán y Eva en el Jardín del Edén. So Ho comienza por yuxtaponer dos imágenes pero solo un minúsculo porcentaje de los espectadores de la obra será capaz de interpretar las dos.  Aquellos que inmediatamente lean las flores, es muy probable que no entiendan las siluetas. Para las personas que inmediatamente saben lo que representan las figuras, las flores serán completamente opacas. Además de esto, Ho teje una fuerte ironía crítica y a la vez impresionada por el mercado global emergente.

Ho llena cada silueta con una cuadrícula formada  por un círculo con un cuadrado en el centro. Esta es forma que tiene la moneda en China. El artista llena cada forma con un logotipo de empresa; Toyota, Starbucks, Nike, la NBA, Master Card, Coca-Cola, Chanel y muchos más.  Al colocar éstas entre dos iconos culturales específicos, Ho indica lo omnipresente que el capitalismo cultural ha llegado a ser. La obra se lamenta de la pérdida de la identidad local, de como la marca corporativa global ha conseguido apoderarse de la iconografía propia. Sin embargo, hay un mensaje aún más conmovedor en la obra: enlazando la narración a la caída de Adán y Eva también sugiere que hay un elemento moral en la imagen. Saturando las dos figuras con logotipos, Ho sugiere una pérdida de identidad.  Esto provoca la pregunta de si es posible confundir lo que consumimos con lo que somos.

Pieza de cerámica de Sin-ying Ho

“Un Mundo, Muchos Pueblos nº2”

La diferencia más importante entre las asociaciones que se aplican a los verbos ver y leer es que el primero es considerado objetivo y este último subjetivo. Esta asociación está motivada por la suposición de que nuestra visión es neutral. Ho trastorna esta asunción en la otra pieza, “Un Mundo, Muchos Pueblos nº2”. El diseño básico de la vasija es el mismo que en “Tentación: vida de bienes nº1”. El artista muestra figuras en un campo de flores pintadas reproducidas en el  estilo de la clásica porcelana china azul y blanca. Pero en lugar de logos corporativos, llena las figuras con el texto “Un Mundo, Muchos Pueblos” traducido a 47 idiomas diferentes. Ho organiza las figuras como si fueran flores. Las siluetas, en diferentes escalas, se superponen y se cruzan como capas. La imagen sitúa al espectador en el límite. Uno de los primeros juicios que aprendemos los humanos es determinar la importancia, vemos el mundo en términos jerárquicos. Tres de las señales visuales más básicas que utilizamos para calibrar el mundo son la escala, la altura de colocación y la cercanía. Las cosas que son más grandes, están situadas más en alto o más cerca de nosotros se consideran más importantes.  Mediante la disposición de las figuras de “Un mundo, muchos pueblos nº2” como flores en un rosal, Ho enfrenta a estos métodos de disponer al mundo entre ellos.

Las dos piezas de Sin-ying Ho se complementan bien entre sí. Juntas socavan dos de las vanidades más arraigadas que tenemos sobre nosotros mismos. En primer lugar, creemos que el mundo no influye en la forma en que nos juzgamos a nosotros mismos. En segundo lugar, creemos que los juicios de valor no afectan la forma en que vemos el mundo.

Pieza de cerámica de Sin-ying Ho

“Un Mundo, Muchos Pueblos”

——————————————————————————————————————————————————–

Tony Merino recibió su MFA (Maestría en Bellas Artes) en la Universidad de North Texas en 1992. Además de impartir clases ha desarrollado una intensa labor como comisario de exposiciones, dictando conferencias e impartiendo cursos, además de desarrollar su labor como ceramista.

——————————————————————————————————————————————————–

Se prohíbe el uso o reproducción del texto, que se publica en Infoceramica con permiso del autor. Las fotos han sido enviadas por el Independent Art Project de North Adams, Massachusetts, a quien agradecemos su colaboración. Este artículo se publica exclusivamente para la promoción de la exposición y la obra del artista, queda prohibida su reproducción sin permiso expreso del autor.

——————————————————————————————————————————————————–

Print Friendly

Otras entradas de la misma categoría en Infocerámica:

Responder